Película: La cosecha Hay una cierta corriente, dentro del cine de terror, que enlaza este género con la religión cristiana, y más concretamente con la católica. No hay que buscar demasiado: baste citar “El exorcista” (y sus secuelas, bastante inferiores) para ejemplificar esto que decimos. Y no es cuestión de los años setenta, sino que más recientemente filmes como “Stigmata”, “Poseídos” o “El fin de los días” (por sólo citar algunos títulos) han vuelto a poner sobre el tapete esa supuesta intersección.
“La cosecha” es un nuevo filme a añadir a esa lista, y lo cierto es que aporta una nueva variante, ciertamente curiosa: en este caso es la reproducción de las famosas diez plagas con las que Yahvé asoló a Egipto para que dejara salir a los judíos del país, según el relato recogido en el Éxodo, probablemente el más cinematográfico libro del Antiguo Testamento (recuérdese, sin ir más lejos, las dos versiones de “Los Diez Mandamientos”, o la adaptación en dibujos animados que hizo DreamWorks en “El príncipe de Egipto”). Para investigar ese fenómeno es llamada una experta en estas cuestiones, una teóloga (y científica) que ha perdido la fe por la muerte de su hija y su marido, que se verá inmersa en una historia de pesadilla, con un pueblecito del profundo Louisiana que está siendo asolado por lo que parece un calco exacto de las famosas plagas: las aguas convertidas en sangre, la lluvia de ranas, el ganado muerto… Pero pronto aparece otra variante, con una especie de secta satánica que dará un giro inesperado al relato…
Stephen Hopkins no es precisamente la octava maravilla como director; su filme más conocido quizá sea “Los demonios de la noche”, una de aventuras en África, con Michael Douglas cazando leones comehombres, aunque también ha dirigido buena parte de la serie televisiva “24”, lo que sin duda ha debido darle muchas tablas, las que se aprecian en esta no especialmente brillante, pero sí resultona película, donde lo mejor lo pone, curiosamente, los “ex cursos” oníricos o de pensamiento de la antigua monja recordando la pesadilla de su vida, la época en África que culminó con el atroz sacrificio humano de su hija y su marido. Esas escenas preñadas de funestos augurios, inteligentemente viradas en tonos amarillo pálido, como recordando el aplastante calor del continente negro, son de lo mejor de esta historia que, por lo demás, mantiene razonablemente el interés, aunque no tardando mucho se empieza a intuir por donde van los tiros… que no destriparemos, lógicamente.
Filme comercial que se deja ver con facilidad, plantea, aunque sea superficialmente, algunos temas religiosos de enjundia: la fe, o su pérdida, es uno de ellos. No intenta hablar profundamente de tales cuestiones, pero que, en un mundo desacralizado como el nuestro, alguien se atreva a introducir esos graves asuntos, no deja de ser una prueba de valor.
Hilary Swank, como siempre, está espléndida: los dos Oscar que ya posee, tan joven, son más que merecidos, porque hay pocas actrices, de su generación o de cualquier otra, tan seguras, tan dúctiles, que sepan transmitir cristalinamente las emociones como la inolvidable protagonista de “Boys don’t cry” y “Million Dollar Baby” (ver crítica de ambas en CRITICALIA).

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

La cosecha - by , Apr 12, 2007
2 / 5 stars
Las diez plagas de Louisiana