Película: La dama de hierro La vida de Santa Juana de Arco, la heroína de Aviñón, ha inspirado varias versiones cinematográficas. La azarosa existencia de esta mujer que se convirtió en guerrero de Dios tiene realmente un interés notable. Sin embargo, las mejores versiones de su vida han sido las que han dado preferencia a su lucha interior, a su proceso de conversión espiritual, frente a sus lances bélicos. Así ocurre con “La pasión de Juana de Arco”, de Carl-Theodor Dreyer, tal vez la más límpida, hermosa y espléndida de las vidas de la santa francesa, y también con esta “La dama de hierro” (nada que ver con Mrs. Thatcher…), la visión particular de Otto Preminger, el maestro de películas como el intrigante thriller “Laura”, el drama pasional “Carmen Jones”, el melodrama religioso “El cardenal” o el drama político “Tempestad sobre Washington”.
Preminger relata la vida de Juana de Arco deteniéndose especialmente en su atormentado carácter, dividido entre el amor a Dios y la lucha, espada en mano, por su religión. Realizada con la maestría de los clásicos, “Saint Joan” se beneficia de un blanco y negro de la época realmente estimable, y de una protagonista, Jean Seberg, que personifica ejemplarmente la angustiada existencia de una santa que nunca creyó serlo. El resto del reparto tiene también gran altura, con un notable Richard Widmark, y sobre todo, con el gran John Gielgud, por aquel entonces todavía bastante joven. Con todo, lo mejor del filme es el guión de Graham Greene, probablemente el más grande escritor inglés del siglo XX, que se inspiró en la obra del dramaturgo George Bernard Shaw.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

La dama de hierro - by , May 26, 2006
4 / 5 stars
La santa que no creía serlo