Película: La dama del alba El cineasta catalán Francisco Rovira Belera rodó esta “La dama del alba” entre “Los tarantos” y “El amor brujo”, ambas nominadas al Oscar, sin conseguirlo, pero que cimentaron el prestigio profesional de este director un tanto atípico, que probablemente vivió en la peor época posible, la España de Franco, para sus evidentes capacidades como realizador. “La dama del alba” no es su mejor película, y seguramente el tiempo la habrá maltratado más de la cuenta, pero de todas formas hay en sus intenciones una inestimable voluntad por hacer un buen trabajo, la ambición de hacer algo grande, aunque después el resultado no acompañara a tan loables propósitos.
Rovira Beleta, cuya filmografía está marcada por el tema de la muerte, encontró en la obra teatral de Alejandro Casona de igual título la materia que precisaba para plasmar sus obsesiones al respecto. Se cuenta en ella la historia de una casa solariega en la que la llegada de una mujer va a trastornar la vida de los moradores del lugar. Esa extraña mujer busca segar una vida: es, claro está, la Muerte.
Fue este cineasta sin duda un hombre cosmopolita del cine español, cualidad escasamente cultivada en la etapa del franquismo; buscó para esta su película más querida un grupo de actores, españoles y extranjeros, que supieran dar el tono serio, seco y circunspecto a un tema tan trascendente. Utilizó desde los francófonos Julliette Villard y Jean Yonnel, hasta esa institución del cine mexicano que fue Dolores del Río, e incluso la hispanoitaliana Yelena Samarina, una rara presencia de los años sesenta.

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

La dama del alba - by , May 25, 2006
2 / 5 stars
Llega una mujer