Película: La escala

Este drama es el segundo largometraje que dirigen las hermanas Delphine y Muriel Coulin, en el que analizan los daños psicológicos que causa la guerra en mujeres que han elegido la carrera militar. Aurore y Marine son dos jóvenes soldados, amigas desde que eran muy pequeñas, que decidieron alistarse en las Fuerzas Armadas francesas al no tener ningún oficio conocido, para ver mundo, como reza el título original, sentirse libres y por ganar algún dinero; al regresar de la batalla librada en Afganistán, su batallón hace una escala de tres días en un complejo turístico de cinco estrellas en Chipre, para desconectar de la guerra haciendo unos ejercicios psiquiátricos.

Se muestra así el contraste del ocio vacacional con la terapia para superar los horrores y la violencia vivida por los soldados, aunque les será imposible olvidar la guerra. Durante esa estancia se nos muestra cómo han asumido, en los meses que han estado en esa misión, los diferentes componentes del grupo, el estado de ánimo de cada uno, las relaciones con los demás o con algún compañero determinado. A lo largo de la trama Aurore y Marine, de caracteres muy diferentes, se erigen en protagonistas de esta historia, centrándose especialmente en la relación que existe entre ellas y su comportamiento con el resto de la tropa al ser, junto con otra más que es enfermera, las únicas mujeres.

Esta película nos ofrece un punto de vista femenino de la guerra; en la primera parte nos muestra el contraste de esta especie de paraíso artificial, con los horrores vividos, que les ha producido el trauma bélico, recordados en escenas virtuales para acabar con los miedos, mientras que en la segunda mitad se liberan de ellos de manera más patente, incluyendo una escapada del hotel que hacen las chicas en compañía de un par de nativos chipriotas que terminan enfrentados con algunos de los compañeros de ellas. Estas mujeres se enfrentan no sólo a los traumas del conflicto armado, sino también a las situaciones de desigualdad y sexismo que aún siguen existiendo en el ejército.

La historia, extraída de la novela de Delphine Coulin, tiene poco que ofrecer, con escasa profundidad en los personajes. Esperábamos mucho más de ella, está falta de emoción en muchos momentos, su ritmo es bastante lineal, su interés se nos antoja mínimo y a la originalidad del tema se le saca poco partido.

La curiosidad reside en estar dirigida por las manos femeninas de las bretonas Muriel y Delphine Coulin: no es nada frecuente que una cinta sobre la guerra, que no de guerra, sea dirigida por una mujer y mucho menos que sean dos y por demás hermanas.

Está interpretada por un reparto de actores apenas conocidos, lo que le hace más anónimo en la representación de los distintos personajes, que se preparan para volver a la realidad que les espera, tras seis meses de conflicto bélico, mostrados como en una especie de documental.

Ganó el Premio al mejor guion en la sección Una cierta mirada en el Festival de Cine de Cannes 2016.


Género

Nacionalidad

Duración

102'

Año de producción

Trailer

La escala - by , Sep 20, 2017
1 / 5 stars
Olvidando los horrores de la guerra