Película: La estrella de la India He aquí un morigerado producto de aventuras, una historia de cierto tono clásico manufacturado por Arthur Lubin, artesano de Hollywood que tiene en su filmografía algunos títulos curiosos, como la comedia paródica “Agárrame a ese fantasma”, con los insoportables Abbot y Costello, o la tragedia romántica “El fantasma de la Ópera”, la versión del clásico de Gastón Leroux que interpretara Claude Rains, o incluso la comedia crípticamente zoófila “Mi mula Francis”.
En este caso Lubin puso en escena una producción de serie Z, con actores poco conocidos y cuatro perras gordas, y el resultado no fue precisamente glorioso. En su momento funcionó regularmente, pero hoy es un filme que debe estar totalmente fuera de onda. Estamos en la Francia del siglo XVIII, en la corte del Rey Sol; un aristócrata vuelve de la guerra y se encuentra con sus posesiones usurpadas por una bella viuda, que dice haberlas adquirido. Para recuperar su castillo, el noble habrá de recuperar para la hermosa hembra cierta valiosa joya.
Encabeza el reparto un apuesto galán de la época, Cornel Wilde, cuyo mejor momento artístico tuvo lugar cuando interpretó “El mayor espectáculo del mundo”, a las órdenes de Cecil B. de Mille. En un papel secundario aparece el actor británico Herbert Lom, quien curiosamente protagonizaría otra versión de “El fantasma de la Opera”, antes de caer en la serie de “La Pantera Rosa”, para eternizarse como el encarnizado enemigo del torpe inspector Clousseau.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

92'

Año de producción

La estrella de la India - by , Sep 26, 2006
1 / 5 stars
La bella usurpadora