Película: La herida luminosa La duda del título de esta crítica es la que asalta viendo la nueva (¿) película de Garci, un hombre que parece haber perdido los libros en esto de dirigir, mientras que en otras facetas, como la de presentar programas sobre cine, ha ganado enteros y cada día lo hace mejor. Pero la cuesta abajo de su filmografía es incuestionable: desde El crack, hace ya tantos años, no presenta un título mínimamente potable.

 Y lo peor es que sus caminos más recientes le conducen a un callejón sin salida: hacer en este fin de siglo una apolillada nueva versión de la obra teatral de Joan de Sagarra y del filme de 1956 de Tulio Demicheli es, cuando menos, de locos. Porque además se mantiene la impresión de estar viendo una película del mal cine español de los años cincuenta, con su engolamiento y sus diálogos imposibles, hasta el punto de que ni siquiera un gran actor como Fernando Guillén puede salvar a duras penas su personaje. Esta mirada nostálgica a un universo de radionovelas insoportables, marmotas apampladas y adulterios de pitiminí, con monjas al fondo, resulta a estas alturas patética antes que dramática. Dadas las fechas en las que estamos, podremos decir, con toda razón: Quo vadis, Garci? No, si al final va a resultar que Garci no quería ser John Ford, sino Juan de Orduña...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

La herida luminosa - by , Oct 26, 2010
0 / 5 stars
¿Cromagnon o Neanderthal?