Película: La miel del diablo Las cinematografías española e italiana se hicieron expertas en los años setenta y ochenta en perpetrar secuelas de éxitos norteamericanos, pero cuando se unían ambas con igual propósito el resultado solía ser nefasto, máxime si se pretendía envolver el producto con un aura de medios económicos y de ínfulas pseudointelectuales. Algo de eso ocurrió con este “La miel del diablo”, dirigida por Lucio Fulci, un cineasta italiano especializado exclusivamente en realizar subproductos de géneros tales como el terror, el “spaghetti-western” o incluso el galáctico, siempre con estas constantes: ínfimo presupuesto, nula originalidad y ninguna habilidad.
Cuenta este subproducto la historia de tres parejas que pretenden llevar sus relaciones amorosas más allá de todo lo conocido, entrando en el peligroso terreno de lo diabólico. Fulci, experto en filmar despanzurramientos varios y en utilizar a discreción a los chicos de maquillaje y creaciones de vísceras surtidas, no tuvo problema para llevar a cabo esta improbable historia de cero interés.
Entre los protagonistas figuran algunas estrellitas de las películas “S” de los años setenta, como Corinne Clery, que se hizo famosa por la insulsa “Historia de O”. Nuestra Blanca Marsillach no está a la altura de la saga familiar, y ciertamente podía haberse ahorrado este papelito. Algo parecido puede decirse de Paula Molina, la segunda hija de Antonio Molina. También aparece, en un papel secundario, Bernard Seray, a quien le cabe el dudoso honor de haber interpretado a “El Vaquilla” en la película de José Antonio de la Loma “Los últimos golpes del Torete”.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

84'

Año de producción

La miel del diablo - by , Dec 08, 2006
0 / 5 stars
Ínfimo subproducto