Película: La mujer del animal

Nos llegan pocas muestras de cine colombiano, una cinematografía que, por lo demás, tampoco tiene mucha producción, aunque sí es potente en cuanto a culebrones televisivos. Recuérdese el caso paradigmático de Pasión de gavilanes, todo un éxito en su pase por una televisión española en la década de los años cero de este siglo XXI. Pero en general se produce poco cine y con una calidad industrial tirando a regular, así que es agradable encontrar una nueva muestra de cine colombiano. Lamentablemente, esta La mujer del animal no es de las mejores películas que nos han llegado de aquella nacionalidad. Del propio director Víctor Gaviria, uno de los más reputados de aquella tierra, recordamos con agrado filmes como La vendedora de rosas (1998) y Sumas y restas (2004).

Aquí de nuevo Gaviria tira de tremendismo, poniendo en escena una película basada, según se indica, en hechos reales acaecidos en Medellín hacia 1975, cuando una adolescente expulsada del colegio de monjas donde estudiaba (por un quítame allá esas pajas, una de esas estupideces típicas de los jóvenes, pero que resulta aún más idiota por parte de los adultos que lo castigan tan duramente) marcha a casa de su hermana, que vive en un suburbio de la ciudad. Cerca vive un primo de la familia, un tipo absolutamente abyecto al que apodan el Animal, que un día la emborracha y la viola. A partir de entonces se convertirá, a su pesar, en la mujer de semejante canalla; tendrá una hija, y durante años tendrá que soportar su vesania y su crueldad sin límites…

El problema de La mujer del animal es que juega todas sus cartas al tremendismo, a la pintura de este demonio con forma humana sin el que, ciertamente, la Tierra sería un sitio algo mejor. La tragedia de esta chica desde su adolescencia hasta que da a luz una niña y esta crece hasta convertirse, a su pesar, en posible objeto del deseo de su padre, está contada extenuantemente, salpicada constantemente de las diversas tropelías de todo tipo de semejante individuo: raptos y violaciones de niñas, asesinatos, malos tratos, delincuencia en general… una auténtica joya.

Pero la reiteración de su crueldad, de su matonismo, termina resultando excesiva. Con media hora menos nos hubiéramos enterado igualmente de su vileza, y no hubiera necesitado tanta acumulación de crímenes sin cuento. Así las cosas, hay un problema de ritmo narrativo y de nudo que se prolonga “ad nauseam”. La apuesta de Gaviria por el cine realista, casi naturalista, en la que siempre incardina su cine, se muestra interesante, pero cuando ese tono se estira más de lo normal se corre el peligro de incurrir en el error de la repetición, de que nos suene ya conocido lo que estamos viendo.

Película que tiene su mayor valor en la denuncia de un cierto tipo humano (por llamarlo de alguna forma…) contra el que, por lo que se ve, en ciertas sociedades no hay manera de combatir si no es desde la propia delincuencia (el ojo por ojo, la ley del talión, la venganza, tomarse la justicia por su mano…), denomina sin embargo al felón de su protagonista con un nombre que, me temo, no le cuadra en absoluto: niego la mayor. Porque un animal nunca jamás se comportaría como este impío tipo, como esta hez de la tierra. Un animal jamás actuará con crueldad, jamás se regodeará en el sufrimiento de un semejante, ni siquiera de la pieza que caza, si es un depredador. Así que nada de animal: ser humano, que es el único animal (supuestamente racional…) sobre la Tierra capaz de este cúmulo de canalladas.

Rodada con actores no profesionales, su frescura como tales resulta apreciable, si bien la carencia de técnica interpretativa, a la larga, sobre todo en los dos protagonistas, juega en contra de la credibilidad del filme. Gaviria es, a qué dudarlo, un cineasta interesante; aquí parece que le nubló la intención de exponer la extensa gama de villanías del mal llamado Animal. Esperemos que en el futuro retome la senda del buen cine a que nos tiene acostumbrados.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

Trailer

La mujer del animal - by , Jun 22, 2017
1 / 5 stars
Niego la mayor