Película: La viuda de Saint-Pierre

Conocido en todo el mundo gracias a su drama arrebatadamente romántico El marido de la peluquera, el cineasta francés Patrice Leconte parece volver con esta película a los territorios hollados por aquella pequeña joya del cine amoroso. Sin llegar a su altura, el nuevo empeño de Leconte tiene visos de obra densa y bien construida, algo irregular en sus comienzos, cuando describe los momentos del crimen cometido por un borracho en una apuesta de beodos, pero que se entona en cuanto el condenado, en el escenario atrabiliario de una isla francesa cercana a Canadá, es conocido y tomado bajo su protección nada menos que por la esposa del jefe de la guarnición de la ínsula.


Ahí es donde Leconte juega mejor sus cartas, en la ambigua relación, sin duda amorosa aunque no sexual, entre la mujer fuera de su hábitat, el condenado, un bruto con forma humana que se siente amado contra toda esperanza, y el marido, escindido entre su deseo de complacer a la esposa y su deber.


Como todo drama romántico, todo acabará mal, o quizá no del todo: dice el clásico que no hay amor que merezca tal nombre si no termina trágicamente. Bien rodada, como es habitual en Leconte, con chispas de genio que no se mantienen sin embargo a lo largo de un metraje tal vez algo excesivo, La viuda de Saint-Pierre queda como una obra meritoria, mejor interpretada por Daniel Auteuil en su difícil papel de marido que llega a amar a pesar de que ello suponga compartir ese amor, y servida por Juliette Binoche con su habitual intensidad dramática, que ya empieza a resultar un tanto cargante, ésa es la verdad.


El descubrimiento es el realizador serbio, Emir Kusturica, en su primer papel como actor, que hace toda una creación del condenado filántropo.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

112'

Año de producción

La viuda de Saint-Pierre - by , Nov 06, 2015
3 / 5 stars
Romanticismo decimonónico