Película: Las aventuras de Tadeo Jones

Lo bueno de un título como Las aventuras de Tadeo Jones es que desde el propio título ya enuncia lo que ofrece: una copia, más o menos libérrima, de la tetralogía (cuando se escriben estas líneas: en el futuro quién sabe qué será…) de Indiana Jones, con el propio apellido del héroe interpretado por Harrison Ford incrustado en el nombre del protagonista. Es una obra humilde, pero consiguió un notable éxito de taquilla, convirtiéndose en la segunda película española de mayor recaudación del año 2012, por detrás de la inalcanzable Lo imposible.

Las aventuras de Tadeo Jones, entonces, se propone como modesta revisitación del ya clásico arqueólogo y héroe de acción (curiosa mezcla: eso sólo se le podía ocurrir a gente talentosa y chiflada como Steven Spielberg y George Lucas y sus guionistas Lawrence Kasdan y Philip Kaufman), en la que, como es lógico, se le da una vuelta al tema y se hace que el protagonista no sea sino un albañil que sueña con convertirse en una celebridad por sus descubrimientos arqueológicos, y por una (tópica, es cierto) confusión, se ve envuelto en una aventura en la que una bizarra jovencita y su provecto padre profesor, por una parte, y una panda de mafiosos, encabezada por el que Tadeo idolatra como héroe arqueólogo, buscan la ciudad perdida de Paititi, donde supuestamente se guarda el impresionante tesoro de los incas.

Es cierto que la calidad del dibujo digital no alcanza los altísimos estándares a los que nos tienen acostumbrados las producciones de Pixar, Disney, DreamWorks o Universal, pero también que los personajes consiguen conectar con el público, sobre todo con el más joven, como demuestra la excelente acogida para un producto de animación español, generalmente en clara desventaja con sus homólogos yanquis.

El guión, sobre un cómic de Javier López Barreira y Gorka Magallón, ha contado con hasta cinco autores. Tal dispersión no juega a favor del filme, que a ratos parece estar hecho de retales. Pero, con todo, el conjunto es de agradable visión, y Enrique Gato, su director, se confirma como un valor interesante en el siempre complejo y esforzado mundo de la animación. Gato ya tenía el personaje bastante baqueteado en dos cortometrajes previos, así que este largo ya le pilló con tablas. Por supuesto, habrá continuación. No están los tiempos para desperdiciar filones, sobre todo si este primero se ha demostrado tan rentable…


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

92'

Año de producción

Las aventuras de Tadeo Jones - by , Jan 07, 2015
2 / 5 stars
Modesta pero agradable revisitación