Película: Las fuerzas vivas El extremeño Luis Alcoriza emigró muy joven desde su Badajoz natal hasta México, donde se convirtió en valioso colaborador de Luis Buñuel (suyos fueron los guiones de algunas de las obras fundamentales del Buñuel mexicano: “Los olvidados”, “Don Quintín el Amargao”, “Él”…), y donde llevó a cabo una fecunda carrera como realizador cinematográfico, con filmes como “Tiburoneros”, “Mecánica nacional” o este “Las fuerzas vivas”, un cine caracterizado por denunciar, casi siempre en clave de comedia, los vicios del sistema político priista (adjetivo creado “ad hoc”, relativo al PRI, Partido Revolucionario Institucional, que dominó omnímodamente la gobernación del país azteca durante más de setenta años).
En la película se cuenta, en tono esperpéntico, la historia de un pueblecito al que llega la noticia de que la Revolución, otra vez, ha estallado. Se forman los correspondientes bandos, a pequeña escala, y los enfrentamientos no tardan en llegar, aunque la cosa no pasa a mayores.
Alcoriza fustiga sin piedad, aunque con la sonrisa a flor de piel, el complejo entramado que compone la sociedad mexicana, vista con la mirada del entomólogo en el minimalista universo de un pueblecito típico y tópico. Obra interesante, demuestra, por si no hubiera suficientes muestras de ello, que es posible un cine “con mensaje” y al mismo tiempo entretenido.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

103'

Año de producción

Las fuerzas vivas - by , Apr 28, 2008
3 / 5 stars
¡Viva Zapata! (otra vez…)