Película: Las noches de Cleopatra La comedia italiana tiene toda una larga tradición, que hunde sus raíces en la comedia de teléfonos blancos de la época de Mussolini, y que después derivó, tras la Segunda Guerra Mundial, hacia una comedia neorrealista que utilizaba en su favor lo mejor del drama social y el tono chusco popular de cómicos como Totó, Peppino de Filippo y otros. No es el caso de Mario Mattoli, un cineasta de escaso calado que realizó más de ochenta filmes, entre los que abundaban las comedias, primero con Mussolini, desenfadadas y alejadas de la calle, después, en la posguerra, al servicio de comedias vulgares.
En el Egipto de los Faraones, Cleopatra tiene la costumbre de pasar la noche con el jefe de su guardia, pero cada mañana el amante aparece envenenado. Así las cosas, el turno le toca a Cesarini, un oficial campesino y bastante ingenuo. “Las noches de Cleopatra” es una comedia bufa, una astracanada divertida por momentos, de puro anacronismo, realizada sin interés por un cineasta escasamente dotado.
Lo mejor del filme es su relevante reparto, encabezado por la Sophia Loren de sus mejores años, cuando anatómicamente era un prodigio de la naturaleza, aunque aún no había alcanzado su cenit artístico. Junto a ella, Alberto Sordi, actor y realizador, uno de los más interesantes representantes de la comedia italiana, y Ettore Manni, galán de renombre en su tiempo (en su país; internacionalmente no fue tan conocido), que murió literalmente con las botas puestas, durante el rodaje de “La ciudad de las mujeres”, de Fellini.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

91'

Año de producción

Las noches de Cleopatra - by , Jan 24, 2007
1 / 5 stars
Vulgar astracanada