Película: Ligeramente escarlata Este filme se inscribe dentro del género policíaco, en un ambiente sumamente siniestro (para la época, se entiende: en los cínicos y salvajes años de la primera década del siglo XXI sería como de convento de ursulinas). El protagonista es un teniente de policía que investiga a una mujer que a su vez es secretaria del candidato a la alcaldía. La investigación comienza a complicarse cuando empieza a tocar también a otras personas relacionadas con la secretaria: algo huele a podrido en la administración… Allan Dwan consiguió con éste, que fue uno de sus últimos filmes, un genuino thriller de tono clásico, en la mejor tradición del género, incidiendo en la denuncia de las corrupciones oficiales que tanta fama dieron a las películas “negras” . En el reparto destaca un habitual de las cintas de la época de Dwan, John Payne, que da buen juego como el detective policial encargado del caso. Curiosamente, las dos actrices protagonistas, Rhonda Fleming, la inolvidable mujer fatal de Retorno al pasado, y Arlene Dahl, lucen una cabellera roja que da sentido al título, aparte del argumento. Obviamente, el filme está rodado en color, pues de otra forma no tendría sentido el juego de colores que se cita en el propio título. Sin embargo, no fue ésta la tónica de los policíacos de los años cincuenta, que se rodaron, en su gran mayoría, en ese blanco y negro que tan bien le va al género, y que le confiere una atmósfera muy especial.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

99'

Año de producción

Ligeramente escarlata - by , Jul 01, 2008
3 / 5 stars
Cine negro en color