Película: Los amantes del Círculo Polar

Hay artesanos que se dedican al cine como el que fabrica cuencos de barro, y profesionales que son como competentes ingenieros construyendo puentes. Pero hay un tercer grupo que es el de los cineastas genuinos: son muy pocos, pero entre ellos está, desde luego, Julio Medem. Con Los amantes del Círculo Polar supera limpiamente la reválida de la maestría, en una historia tan tenue y sutil que, en otras manos, se habría convertido en una mera historieta romanticona.


La visión cinematográfica de Medem consigue extraer un excepcional partido de este rocambolesco puzzle de amores, azares y destinos, tejiendo algunas de las más bellas secuencias que se hayan rodado en el cine español: el descubrimiento de la madre muerta, oro puro; la escena de los avioncitos de papel con declaración de amor, tan simple, tan deslumbrante; la primera noche de amor, admirablemente resuelta; el espléndido plano de los amantes bajo la cama, un único beso, pero qué beso; el deslizamiento por la nieve con el trineo, una hermosa metáfora del suicidio; la última media hora, apabullante de fuerza y sentimientos agoreros, culminado en un demoledor final: formal, visual, conceptualmente.



Los amantes del Círculo Polar es, ya, uno de los grandes filmes de la década. Su fuerza reside en su pasión bajo una apariencia gélida: arde el hielo en esta película de superficies cromáticas blancas pero ocultas tonalidades rojas. Y Medem es, desde ahora mismo, uno de los grandes, en España y en el mundo.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Los amantes del Círculo Polar - by , Sep 29, 2015
5 / 5 stars
Arde el hielo