Película: Los caballeros las prefieren rubias Si hubiera que elegir una sola mujer legendaria que haya dado Hollywood, sin duda ésa sería Marilyn Monroe, una actriz que entró directamente en la leyenda aquel nefasto día de Agosto de 1963 en el que apareció muerta, al parecer por una sobredosis de barbitúricos, aunque sobre esa hipótesis de suicidio también se ha especulado hasta la saciedad. Lo cierto es que Monroe era ya entonces una estrella consagrada, el ideal erótico de toda una generación de hombres, suyos sueños húmedos habitó durante décadas, pero también una formidable actriz, como demostró en trabajos dramáticos como Bus Stop y Vidas rebeldes. En Los caballeros las prefieren rubias, Marilyn cantaba y bailaba junto a Jane Russell, ambas coristas de profesión, empeñadas las dos en buscar un buen marido. Las dirigió Howard Hawks, uno de los talentos más prolíficos y más polifacéticos del Hollywood de oro: era capaz no sólo de realizar magistrales “westerns” como Río Bravo o Río Rojo, sino también policíacos espléndidos como Scarface, El sueño eterno o Tener y no tener, comedias desternillantes y humanísimas, como Bola de fuego, Luna nueva y La fiera de mi niña, aventuras como Hatari, e incluso musicales como este Los caballeros las prefieren rubias. La película tiene fastuosos bailes, picantes diálogos (para lo que se estilaba en la época, se entiende: hoy puede parecer lenguaje de ursulinas), un finísimo “look” visual, propio del maestro que la puso es escena, y un acabado perfecto, con algunos de los mejores momentos del género. En 1928 ya se había realizada una primera versión, en todos los sentidos; aquélla era en blanco y negro, y además no contaba ni con Marilyn ni con Hawks, así que no había color (literalmente…).

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

91'

Año de producción

Los caballeros las prefieren rubias - by , Jan 13, 2006
4 / 5 stars
Un buen marido