Película: Los canallas El polar o film noir, el policíaco a la francesa, es uno de los géneros en los que la cinematografía gala puede reputarse como creadora de una auténtica corriente, con nombres de primera línea como Julien Duvivier, Pierre Chenal, Marcel Carné, Henri-Georges Clouzot, Jacques Becker, Jules Dassin, sobre todos Jean-Pierre Melville. Muertos todos ellos, se ha seguido cultivando el género, pero me temo que sin llegar generalmente a la altura de los maestros primigenios. Salvo algún flash (estoy pensando, por ejemplo, en Jacques Audiard y su impactante Un profeta), lo cierto es que el cine negro a la francesa pasa por horas bajas.

Y no será con filmes como este Los canallas con los que volverá a  brillar a la altura del cine que se hacía en Francia bajo la férula de los autores mentados. Se ha dicho de Claire Denis, la directora del filme, que es “una de las cineastas vivas más importantes”, afirmación que ciertamente resulta un disparate a la vista de ejemplos como éste. Porque Los canallas parte ya de un grave error, y es plantear un guion en el que se suceden las incoherencias, donde los giros argumentales no están suficientemente fundamentados. Pero es que además la puesta en escena de Denis resulta artificial, inverosímil, con unos personajes que son meros estereotipos, de cartón piedra, con el malo con cara y mirada de malo, para que no haya dudas, y el protagonista, un capitán de barco que lo deja todo para acudir en busca de su familia, descrito aquí como el macho alfa que todo lo puede: se lleva de calle a la protagonista con una mirada, le pega al malvado de turno o a los que intentan darle una paliza; vamos, parece el intérprete ideal de aquel antiguo anuncio: “vuelve el hombre”…

Todo esto con mucho flash-back, mucha imagen impactante, como la chica desnuda y desangrándose por la entrepierna mientras vaga por las calles de la ciudad (lógicamente de noche: en el polar no parece existir el día…), mucho vicio, mucha iniquidad: mucha tontería.

Vincent Lindon siempre me ha parecido un actor muy limitado, al que se le veía siempre el truco: para entendernos, no se mete en el papel sino que se le ve interpretarlo, que es la muerte de una buena actuación. Aquí no es diferente, y sólo vemos a Lindon, aquel antiguo novio de la princesa Carolina, haciendo de capitán de barco en excedencia (o algo así). Chiara Mastroianni incorpora otro personaje extraño a esa galería de raros (gracias, Carande) en que se ha convertido su filmografía.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Trailer

Los canallas - by , Mar 28, 2014
1 / 5 stars
¡Melville, vuelve!