Película: Los dientes del diablo A principios de la década de los sesenta, Nicholas Ray se embarcó en una aventura en principio poco fiable: llevar a la pantalla la historia, casi un estudio etnológico, de una familia esquimal en el Polo Norte, entroncando de alguna forma con el clásico silente Nanook, el esquimal, de Robert J. Flaherty. Ray pretendió con ello hablar de la condición inocente del ser humano cuando se encuentra alejado de la civilización. Es, en este sentido, un filme rousseauniano (El buen salvaje) e incluso emparentado con Burroughs (Tarzán de los Monos). El resultado fue una epopeya casi documental sobre la azarosa existencia de un pueblo ingenuo y sentimental, una película hermosa y en algún modo dolorosa por la pérdida de la candidez.

Un joven esquimal vive su vida cotidiana esperando poder casarse; su trabajo es la caza, con la que obtiene carne para alimentarse, grasa para calentarse y pieles para traficar y conseguir algunos bienes. Un día descubrirá la pólvora y su mortífero efecto: la civilización le ha tocado con su mano negra.

Nicholas Ray, el director de Los dientes del diablo, fue el autor de filmes tan espléndidos como Los amantes de la noche, Rebelde sin causa, Llamad a cualquier puerta y, sobre todo, la magistral Johnny Guitar, un mito dentro del western de los años cincuenta. En los años sesenta estuvo en España rodando 55 días en Pekín, pero perdió parte de su personalidad al tener que plegarse a los proyectos de los grandes estudios. Protagoniza este notable filme Anthony Quinn, cuya composición del esquimal es absolutamente modélica; le acompaña Peter O’Toole, el hombre blanco que devolverá a su estado de pureza original a este inocente salvaje, como lo define el título inglés.

Dirigida por

Interpretada por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Los dientes del diablo - by , Oct 19, 2011
3 / 5 stars
Inocente salvaje