Película: Los motivos de Berta

En un perdido pueblo de España, una niña, Berta, vive su infancia sin más preocupación que sus juegos con la fauna y flora del lugar, en lo que constituye su lugar en el mundo. Cuando lleguen elementos extraños del exterior, todo empezará a cambiar, quizá también su concepción de la vida…

Los motivos de Berta fue el primer largometraje dirigido por José Luis Guerín, probablemente el cineasta indie (junto a Pablo Llorca) más significativo del panorama del cine español de finales del siglo XX y principios del XXI. Su cine es siempre difícil, nada efectista, sin concesión alguna a la galería, y se ha ido depurando con el tiempo de cualquier ganga que pudiera tener (cosa improbable cuando se ve este su primer filme).

La cinta narra su historia con un ritmo lento y pausado, sin nada que ver con el que estamos acostumbrados a ver en cine, no digamos ya en televisión. Aunque con toda probabilidad le sobran al menos veinte minutos, lo cierto es que Los motivos de Berta resulta un interesante experimento sobre la curiosidad, contado con una austeridad casi bressoniana. Además, dentro del conformismo habitual del cine español, la película de Guerín (por cierto, sobrino del malogrado cineasta sevillano Claudio Guerin Hill, autor de filmes como La casa de las palomas y La campana del infierno) resulta ser un aldabonazo de rigor y laconismo, un filme contra corriente.

Entre los intérpretes, además de la protagonista, Sílvia Gracia, que no tuvo más recorrido en cine, aparece una de las musas de Eric Rohmer en aquella época, Arielle Dombasle, y un por entonces niño Juan Diego Botto, con sólo nueve años.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

Los motivos de Berta - by , Nov 22, 2014
2 / 5 stars
Rigor casi bressoniano