Película: Los ojos de Julia El éxito hace unos años (de crítica y, sobre todo, de público) de El orfanato, de Juan Antonio Bayona, confirmó que había un venero por explotar en el cine español, el del cine de terror sin contaminación de “gore”. El filme de Bayona navegaba en la caudalosa estela que abrió unos años antes Los otros, de Amenábar, y este Los ojos de Julia es, a su vez, deudora de ambos, por cuanto transita por los mismos elementos, sin que ello suponga un plagio.

Diremos pronto, sin embargo, que este nuevo peldaño en la veta encontrada no tiene la altura de ninguno de los dos filmes citados. Donde había maestría (Amenábar) y sutileza (Bayona), aquí hay un guión torpe, lleno de flecos innecesarios y pistas falsas, y con unas situaciones en general bastante imposibles. Así las cosas, la película arroja una sensación de inverosimilitud que (aunque estemos en el territorio del terror, tan próximo al fantástico), no ayuda precisamente a la credibilidad de la historia.

Guillem Morales, el director, hace con este su segundo largometraje, tras El habitante incierto, que llamó la atención al ganar el Festival de Cine Fantástico de Bilbao, pero cuya exhibición en España fue penosa. Morales demuestra tener buena mano para el género, aunque es verdad que le vendrían bien dos cosas: una, guiones más pulidos y verosímiles, y dos, una mejoría en su caligrafía cinematográfica, que a ratos resulta demasiado cutre.

No sería justo, sin embargo, despachar el filme con un puñado de calificativos despectivos; consigue apreciables momentos de intriga y zozobra, aunque a veces lo haga de forma zarrapastrosa. La escena final, aunque recuerda en algunos momentos a otras famosas secuencias del mismo corte (recordemos, por ejemplo, la de El silencio de los corderos), consigue transmitir desasosiego y tiene una estética atractiva. Lástima que el conjunto no funcione a igual altura. No obstante, es de prever que, gracias al tirón de Belén Rueda y el recuerdo de su antecedente El orfanato, así como la fortísima campaña con que se ha lanzado el filme, Los ojos de Julia consiga una buena recaudación, lo que sin duda hará respirar al sector; y es que 2010 no pasará a la Historia del Cine, precisamente, como un gran año para nuestro cinematógrafo, ni industrial ni artísticamente…

Belén Rueda está tan bien como es habitual en ella, si bien algunos de los diálogos que ponen en su boca, y algunas de las situaciones lunáticas en las que se ve envuelta no la ayudan precisamente. Lluís Homar tiene poco papel, y además no muy lucido. La revelación es Pablo Derqui, un rostro relativamente nuevo (en Cataluña es conocido por series televisivas como El cor de la ciutat), que aquí demuestra fuerza y empuje.

Nos quedamos con la hermosa metáfora con la que, intermitentemente, juega el filme: se nos cuenta que, bajo el cielo nocturno del Sahara, límpido y bellísimo, el marido, cuando aún no lo era pero ya deseaba serlo, le dijo a la mujer casi recién conocida: no miro al cielo buscando el universo, porque, sencillamente, lo veo en tus ojos…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Trailer

Los ojos de Julia - by , Nov 01, 2010
2 / 5 stars
El universo en tus ojos