Película: Los violentos años veinte

Raoul Walsh, pionero del cine, empezó a rodar en 1913 (a las órdenes de Griffith: no era mal maestro, no…) y no dejó de hacerlo hasta 1964, medio siglo largo después. Aunque durante su primera etapa no despuntó especialmente, su talento como cineasta sólido y riguroso comenzaría a brillar en los años treinta, en filmes como este Los violentos años veinte, plenamente inscribible en el cine negro norteamericano que por aquellas fechas comenzaba su edad de oro. Walsh hizo también cine en otros géneros, desde el bélico (Objetivo: Birmania) hasta el western (Camino de la horca, Murieron con las botas puestas), e incluso la comedia (La pelirroja), aunque en éste último el resultado no fue bueno. Pero sus películas noir, como esta Los violentos…, El último refugio o Al rojo vivo, están entre lo más granado del género policíaco clásico yanqui.

Gran Guerra (después conocida como Primera Guerra Mundial): tres soldados norteamericanos, tras el armisticio, vuelven a su tierra, pero allí se encuentran con que la vida no les va a ser fácil: son mal mirados por sus compatriotas, y los empleos escasean. Así las cosas, la promulgación de la mojigata Ley Seca, que pretendía acabar con el alcoholismo mediante la prohibición de la venta de licores, permitirá a dos de ellos ascender en la escala social al comenzar a traficar clandestinamente con espirituosos, a veces destilados en pésimas condiciones caseras, consiguiendo poco menos que matarratas. En esa espiral de degeneración uno de ellos encontrará el amor, pero no sabrá conciliar el cariño y su ilícito auge en las sucias aguas del hampa.

Película de magnífico ritmo y espléndidos diálogos (no en balde entre los guionistas estaba el gran Robert Rossen, que después sería uno de los más interesantes --y ahora también más lamentablemente olvidados— directores del Hollywood clásico), Raoul Walsh se luce con una modélica dirección de las que los críticos gustamos llamar “invisible”, en las que no parece haber huella del director, parece que estuviéramos asistiendo, como voyeurs, a un trozo de vida de ciertos personajes, sin nadie detrás que mueva los hilos; pero sí hay alguien detrás…

El gran James Cagney, uno de los más carismáticos actores de su generación, comanda el reparto, mientras que Humphrey Bogart, aún por llegar su gran momento a partir de los años cuarenta, es el villano del filme. Entre las mujeres me quedo con una estupenda Gladys George, que borda su papel de vampiresa secretamente enamorada hasta las trancas del protagonista, y en cuya boca se ponen algunos de los mejores diálogos de este filme ciertamente memorable.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

106'

Año de producción

Los violentos años veinte - by , Mar 05, 2016
4 / 5 stars
Gran Guerra, Ley Seca, hampa