Película: Magdalena, cero en conducta La figura de Vittorio de Sica marcó profundamente la cinematografía italiana de varias décadas. De Sica ha dejado escrito su nombre en la historia del cine con varias obras maestras, entre las que nadie osará omitir títulos como “Ladrón de bicicletas”, “Milagro en Milán” o “Humberto D”. Sin embargo, a partir de los años sesenta los nuevos vientos renovadores de los cines nacionales le privan del favor de la crítica, que no del público, que siempre le mimó. Vittorio de Sica es uno de los nombres a reivindicar urgentemente de entre los damnificados por cuestiones ajenas al propio cine.
Curiosamente, no será esa reivindicación hecha gracias a películas como esta “Magdalena, cero en conducta”, la primera que realizó el cineasta italiano en solitario. Rodada durante los negros años del fascismo de Mussolini, se encuadra a la perfección dentro de lo que se llamó “comedia de teléfonos blancos”, subgénero que pretendía evadir al pueblo mediante historietas románticas folletinescas, siempre en entornos de VIPS o similares. Aquí es una revoltosa colegiala, una correspondencia ficticia como ejercicio de clase, una carta de enamorada que se envía sin saber cómo, y alguien que responde. Todo ello filmado por un director que aún no dominaba el lenguaje cinematográfico, y con un tema plenamente alejado de sus intereses posteriores. El resultado no es bueno, y la película debe verse como la reliquia más o menos cinéfila que actualmente es.
El propio Vittorio de Sica protagonizaba la película junto a una entonces famosa “vedette” cinematográfica, Carla del Poggio, después justamente olvidada. Por supuesto, el título remitía al clásico ácrata “Zero de conduite”, infinitamente superior, del malogrado Jean Vigo.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

77'

Año de producción

Magdalena, cero en conducta - by , Jan 06, 2007
1 / 5 stars
Teléfonos blancos