Película: Malaventura

Tras una más que estimable filmografía durante los años setenta y ochenta, en la que presentó un atractivo universo propio, el santanderino Manuel Gutiérrez Aragón pincha estrepitosamente con su primer filme rodado en el Sur. Y es que al cántabro lo que le van son las brumas y los ambientes fríos, el paisaje habitual de Habla, mudita, El corazón del bosque o Feroz, todas ellas mucho más estimables que esta lamentable Malaventura. Trasplantado su cine a Sevilla, M.G. Aragón demuestra que no tiene mucha idea de lo que es Andalucía.


Un chico se queda un día mudo de pura melancolía (ya es imaginación...). A lo largo de las siguientes horas le sucederán cosas extrañas, desde presenciar un asesinato a ser vapuleado, sin olvidar un enamoramiento súbito. Pero todo esto podría haber ocurrido en Sevilla o, ya puestos, en Tananarive. Nada tiene que ver la ciudad, ni lo que nos cuenta Gutiérrez Aragón nos interesa más allá del simple bostezo.


Para rematar la faena, la interpretación es penosa, con un Miguel Molina que vale bastante más de lo que muestra en su personaje en esta historia; en su descargo habrá que decir que era imposible hacer nada con semejante papel. Tampoco Iciar Bollaín está precisamente excelsa.


 


Malaventura - by , Jan 17, 2015
1 / 5 stars
Ni idea del Sur