Película: Mañana empieza todo

El cine francés está encontrando en el género de la comedia sus mejores resultados ya sea con guiones originales o con adaptaciones de producciones de otros países, como ocurre con la presente, que proviene de México con el título No se aceptan devoluciones (2013), escrita, interpretada y dirigida por Eugenio Derbez, que tuvo un gran triunfo de taquilla en su país y que ahora acondiciona el cine galo a sus características, con ligeras variaciones con respecto del original.

Samuel es un joven soltero, atractivo y conquistador que vive sin ataduras, ni responsabilidades, con un empleo en un negocio a pie de playa en la Costa Azul de Francia. Un día Kristin, con la que tuvo una aventura, se presenta con un bebé en los brazos, le dice que es su hija y tras pedirle dinero para pagar el taxi desaparece sin dejar rastro. Incapaz de llevar una vida con un bebé busca a la madre sin éxito, llegando hasta Londres para hallarla y lo que encuentra es un empleo como especialista, para escenas peligrosas en películas y series de televisión. Mientras la niña va creciendo llevan una vida divertida y maravillosa. Sam tendrá que aprender a ser un buen padre y a cuidar de la pequeña Gloria que se convertirá en un pilar fundamental en su vida. Ocho años después la madre regresa para recuperar a su hija, alterando otra vez la vida de Samuel.

Segundo largometraje del director Hugo Gélin, con esta comedia que arranca como Tres solteros y un biberón (1985), de Coline Serreau, en la que Samuel, que en principio es un personaje inmaduro y divertido, algo frívolo y juerguista, se va convirtiendo en un padre responsable al tener que cuidar de su hija, a la que no quería, pero que acabaría por dar su vida por ella si fuera necesario, para finalmente finalizar la historia en un auténtico drama.

Recibió el Premio Platino al mejor actor, Eugenio Derbez, que era el protagonista en la versión original, cuyo personaje en Mañana empieza todo lo interpreta Omar Sy, adaptado a su carisma, quien se apoya a su vez en la pequeña actriz debutante Gloria Colston, que le da una estupenda réplica y origina algunas de las escenas más divertidas de este film, sin olvidar la labor de Antoine Bertrand en el papel de Bernie, el productor gay que le da trabajo, que termina siendo su mejor amigo e improvisado tío para Gloria, formando una improbable familia.

El guion abusa de los tópicos y un poco de la sensiblería, como lo hacía la original mexicana, para provocar la lágrima en el espectador. Por otra parte los gags no abundan y el ritmo que se le imprime, para ser una comedia, es algo descafeinado. Previsible en su desarrollo pero con varios giros y alguna que otra sorpresa de guion al final.

En Francia lleva más de tres millones de espectadores y fue la cinta extranjera más vista en los Estados Unidos con una recaudación cercana a los 45 millones de euros.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

116'

Año de producción

Trailer

Mañana empieza todo - by , Apr 11, 2017
2 / 5 stars
De la comedia al drama