Película: Me casé con una bruja René Clair fue uno de los grandes directores franceses hasta que los chicos de la Nouvelle Vague pusieron al descubierto lo artificioso de sus películas y la vaciedad de muchas de sus historias. A pesar de ello, su prestigio se ha mantenido a lo largo del tiempo, y es que, ni era tan malo como decían Truffaut y Godard, ni tan bueno como para hacerlo miembro de la Academia Francesa, como ocurrió en 1960.
“Me casé con una bruja” pertenece a la etapa americana de Clair, etapa que va de 1935 a 1945, y durante la que el realizador francés consiguió varias notables comedias como “Sucedió mañana” o “El fantasma va al Oeste”. En “Me casé con una bruja” plantea un prólogo, con una bruja quemada en Salem que maldice al cura que la condenó. Por supuesto, los descendientes de ambos se conocerán, en nuestro tiempo, y se enamorarán, con las consabidas peripecias en un matrimonio mixto de bruja y humano. El resultado fue una estimulante comedia, en la que brillaron a gran altura la pareja protagonista, March y Lake, un dúo que se llevaba a matar fuera del rodaje, pero que en pantalla tenían una extraordinaria química. René Clair los dirigió con soltura y gracia, y el resultado fue agradable y simpático.
Años más tarde Richard Quine dirigió un filme de parecido tema, titulado en España “Me enamoré de una bruja”, en la que los protagonistas eran Kim Novak y James Stewart, superior al de Clair, e igualmente divertido. La moda llegó incluso a televisión, donde se grabó una larga serie que en España se tituló “Embrujada”, con una anécdota central muy parecida a la de esta “Me casé con una bruja”.
Entre los secundarios del filme de Clair destaca por su calidad la presencia de una entonces jovencita Susan Hayward, mucho antes de que diera una lección de interpretación en la meritoria “Quiero vivir”.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

80'

Año de producción

Me casé con una bruja - by , Jul 06, 2008
3 / 5 stars
La novia tiene un secreto...