Película: Misterio en la isla de los monstruos He aquí una cinta de aventuras de estrambótica producción: nada menos que Estados Unidos y España, unidas para llevar a cabo la adaptación de una de las menos conocidas novelas de Jules Vernes, “Escuela de robinsones”. Los esfuerzos de ambas cinematografías, sin embargo, no fueron precisamente hercúleos, y “Misterio en la isla de los monstruos” es una serie Z de aventuras bastantes memas, perpetradas en el sagrado nombre de uno de los escritores más visionarios del siglo XIX. Los efectos especiales y los maquillajes y maquetas son de aficionado, y la dirección del español Juan Piquer Simón, detestable.
La historia se ambienta en el siglo XIX, cuando un grupo de viajeros occidentales llegan a una isla desconocida, donde habrán de sobrevivir como auténticos robinsones. Pero en la isla no están solos; ciertos monstruos les acechan. La película está reservada, desde luego, para los más pequeños, siempre que no tengan demasiado criterio selectivo.
Juan Piquer había realizado ya otra adaptación verniana, “Viaje al centro de la Tierra”, algo mejor, y un infumable bodrio titulado “Supersonic Man”. Más tarde derivaría hacia el terror, con filmes como “Slugs, muerte viscosa” y “La grieta”, que llegó a obtener el Goya a los mejores Efectos Especiales... En el reparto, muy flojo, sólo destacan las apariciones episódicas de Terence Stamp y Peter Cushing, ambos intérpretes que merecían un empeño muy superior a esta tontería. Protagoniza Ian Sera, un gibraltareño que, sin cortarse un pelo, pasaría del “look” de querubinesco efebo de este filme al de curtido macarra encanallado y encallecido de “Fanny Pelopaja”, y las bellas Ana Obregón, antes de convertirse en carne de cañón de la prensa mal llamada rosa, y Blanca Estrada, los ojos claros más hermosos del cine español de aquella época.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

103'

Año de producción

Misterio en la isla de los monstruos - by , Dec 16, 2006
1 / 5 stars
Escuela de robinsones