Película: Misunderstood

Esta película se pudo ver en la Sección Oficial a Concurso del Sevilla Festival de Cine Europeo (SEFF’2014).

Asia Argento es, como todo buen cinéfilo sabe, hija de Dario Argento, el más popular de los directores del subgénero conocido como “giallo”, el cine de terror a la italiana, con mucha hemoglobina y sustos, una suerte de cine B que, con los años, incluso es hoy objeto de culto. Ya lo decía el coronel nazi Dietrich en En busca del arca perdida, refiriéndose a Indiana Jones cuando lo encierra en una fosa que se va a sellar de forma inmediata: con el tiempo, incluso tú tendrás algún valor…

Lo cierto es que Asia nació en una familia de gente del cine, y desde niña se desempeó como actriz, en ocasiones con gente importante como Nani Moretti, Patrice Chéreau o George A. Romero, y después ha empezado a hacer sus pinitos como directora. Lo cierto es que, a la vista de que no ha descollado en ninguna de las dos facetas, habría que pensar que su continuidad en el cine viene dada más por su apellido que por sus virtudes fílmicas, que parecen tirando a escasas.

Misunderstood, traducción literal del título italiano Incompresa, lo que viene a ser en español Incomprendida, tiene como curiosidad, no sé si morbosa, el hecho de que, según se nos cuenta, tiene una importante base autobiográfica, aunque para la ocasión el padre pasa de ser director a actor (arquetipo galán), y la madre, en vez de la actriz Daria Nicolodi (que se hizo todas las películas de Dario Argento en los años setenta y ochenta, hasta que se divorciaron), sea una pianista de fama. Según la historia semiautobiográfica que nos cuenta Asia, su familia era algo así como un clan disfuncional, con los cónyuges tirándose permanentemente los trastos a la cabeza, una familia en la que cada esposo aportaba una hija y tenían otra en común, nuestra Asia, que aquí se llama Aria (sí, casi como la Arya de Juego de tronos, aunque no creo que haya relación…). En ese estado de cosas, cuando los padres se divorcian, la niña en común, nuestra protagonista, andará como puta por rastrojo de una casa a la otra, estorbando en las dos y sintiéndose muy desgraciada: incomprendida, como dice el título…

El tema tiene su interés, aunque queda por saber qué parte de lo que se nos cuenta fue real y qué parte es invención y aderezo para que la historia tenga más chicha. Pero lo que está fuera de órbita es el tono, con un ritmo desmesurado que lleva al galope la película, con diálogos pasados de rosca y una sensación de puro artificio. Así las cosas, Misunderstood resulta ser un raro entreverado entre la típica comedia de niñas preadolescentes, con sus ñoñerías y nonsenses, y un a modo de caricatura de un/dos hogar/es disfuncionales, donde nuestra protagonista es el último mono y el patito feo en una sola persona.

El tono desaforado empeora una película que, con otra modulación, podría haber sido bastante más interesante. Las distintas líneas argumentales paralelas (la estrechísima amistad y posterior odio furibundo con su amiga del alma; la fascinación que siente la prota por el chulito de la clase) no aportan gran cosa al meollo del filme, desviando la atención de la línea realmente esencial, la de la niña como una pelota de ping-pong entre las casas de sus descerebrados padres.

Si los actores adultos están sobreactuados permanentemente (esa Charlotte Gainsbourg que se pasa tres pueblos; ese Gabriel Garko que parece una mala copia de un Johnny Depp de pelo oxigenado), la que está espléndida es la protagonista, la pequeña Giulia Salerno, que hace toda una creación de su personaje.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

103'

Año de producción

Trailer

Misunderstood - by , Nov 10, 2014
1 / 5 stars
La importancia de llamarse Argento