Película: Murieron con las botas puestas El filme narra la vida del que con el tiempo sería el famoso general George Armstrong Custer. Estudiante en la mítica Academia de West Point, cuando estalla la Guerra de Secesión es enviado al frente. Herido, recibe su primera condecoración. Su carrera será fulgurante, hasta llegar a general del Ejército de los Estados Unidos.

El gran cineasta Raoul Walsh, uno de los patriarcas del Hollywood más clásico, consiguió con esta una obra de rara fuerza épica, la historia de un valiente que después ha sido objeto de múltiples lecturas desmitificadoras, a cual más malévola. Véase como lo es, una vigorosa puesta en escena de la biografía de un oficial más allá de toda disciplina, una visión hagiográfica pero válida en sí misma por su decidido aliento de epopeya.

La música de Max Steiner hizo escuela, y el reparto está repleto de excelentes actores. Las dos estrellas de este filme fueron durante años dos de los grandes mitos de Hollywood: Errol Flynn fue una de las figuras rutilantes del cine de aventuras de los años treinta, cuarenta y cincuenta, y encarnó con soltura y dotes de convicción a buena parte de los héroes antiguos y modernos; Olivia de Havilland tuvo su máxima  popularidad gracias al personaje de Melanie de Lo que el viento se llevó. En papeles secundarios aparecen actores como Arthur Kennedy y Gig Young, este último Oscar al Mejor Actor de Reparto por Danzad, danzad, malditos, y, sobre todo, el gran Anthony Quinn, por aquel entonces al comienzo de su larga y feraz carrera.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

140'

Año de producción

Murieron con las botas puestas - by , Jun 28, 2011
3 / 5 stars
Aliento épico