Película: My dog killer Esta película se pudo ver en la Sección Selección EFA del X Sevilla Festival de Cine Europeo (SEFF’2013).

Lo dijo Bertolt Brecht, y no estaba desencaminado: la perra que parió a Hitler está en celo de nuevo. La mala gestión de la inmigración, la crisis económica, la pésima administración política de los Estados, están haciendo crecer un populismo atroz que, en su fase más radical, ha engendrado grupúsculos de extrema derecha cuyos postulados, por llamarlos de alguna forma, giran en torno al odio al extranjero, o al diferente, o a la raza distinta, y lo hacen desde la violencia más aberrante.

My dog killer cuenta un episodio de esta guerra sorda en la que se ha convertido la pugna de los grupos de extrema derecha, que lo impregnan todo (véanse los ultras de los equipos de fútbol, por ejemplo), con ese odio irreprimible que les confiere a todos una cara como de estar estreñidos. Aquí, en la Eslovaquia posterior a la caída del Telón de Acero, se ha extendido, según parece, un odio al gitano que trae recuerdos del que en su momento se le profesaba a los judíos en la Alemania del III Reich: hay hasta letreros en la puerta de los bares prohibiendo su entrada.

En ese contexto encontramos a un tipo veinteañero con perro de presa al que entrena para que sea su mortífera arma personal, integrado en un grupúsculo de “skin heads” tan descerebrados como él. Sin embargo, cuando un día aciago conozca a su medio hermano de raza gitana, algo se debe quebrar (aún más) en su ya menguada capacidad para razonar, y la tragedia está a la vuelta de la esquina.

Filme bienintencionado, lo cierto es que My dog killer dista bastante de alcanzar un mínimo estándar de calidad; está rodado como a empellones, sin una ilación medianamente razonable, con un guión de una pobreza notable. Su directora, Mira Fornay, no es nueva en la puesta en escena cinematográfica, pero carece de la virtud de la concisión (esos planos interminables con el carajote del protagonista conduciendo su moto, que parece estar recorriéndose media Eslovaquia…), apenas sabe lo que es una elipsis (aunque afortunadamente la cruenta escena clave nos la ahorra), y a su película le sobran algo así como veinte o treinta minutos, con lo que hubiera estado mucho mejor, aunque, es verdad, se hubiera convertido prácticamente en un mediometraje.

Dirigida por

Género

Duración

90'

Año de producción

Trailer

My dog killer - by , Nov 14, 2013
1 / 5 stars
La perra que parió a Hitler...