Película: Nadie oyó gritar Estamos ante un filme perteneciente a la primera etapa del cineasta vasco Eloy de la Iglesia, cuando éste todavía estaba interesado en hacer filmes más o menos policíacos, con abundancia de sangre y “suspense” hispánico de andar por casa. En esa línea ya había manufacturado “El techo de cristal” y “La semana del asesino”, que tuvieron cierta repercusión, e intentó repetir con este título, sin éxito.
La entretenida de un hombre se dispone a reunirse con él en Londres. Sin embargo, a última hora desiste, siéndole dado contemplar esa misma noche cómo un vecino asesina a su mujer. La hermosa hembra de lujo comienza así una extraña relación con el asesino. De la Iglesia no es un hombre especialmente dotado para la intriga, como demuestra en este convencional, anodino y nada estimable filme, viejo y periclitado como casi todos los que firmó en aquellos años.
Después De la Iglesia se dedicó a temas más “fuertes” con sexo y morbo a grandes dosis, con películas como “Los placeres ocultos”, “El diputado”, “La criatura”, “El pico”, en sus dos partes. Al frente del reparto aparece la racial Carmen Sevilla, todavía en su espléndido estado físico de cuando frisaba poco más de cuarenta años, junto a Vicente Parra, olvidada ya su intervención en “¿Dónde vas, Alfonso XII’”.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Nadie oyó gritar - by , Jan 12, 2007
0 / 5 stars
La entretenida y el asesino