Película: Paradise: Faith Esta película se pudo ver en la Sección Oficial del Sevilla Festival de Cine Europeo 2012 (SEFF’12).

Ulrich Seidl es un cineasta austríaco que se ha hecho un cierto nombre, al menos en su país y en los de habla germanófona, gracias a un cine que cabalga entre el documental y la ficción, de tal forma que sus documentales parecen ficciones y sus ficciones, documentales… Su último empeño es una trilogía titulada genéricamente Paradies (Paraíso), que contará con tres segmentos: Liebe (Amor), este Glaube (Fe) y Hoffnung (Esperanza).

En ellos Seidl explota distintas facetas cruciales del mundo de nuestro tiempo. En este capítulo, cuyo título internacional es Paradise: Faith, el tema es cómo la fe religiosa, cuando se convierte en el centro de la vida, puede llegar a convertirse en una obsesión que lo ocupe todo. La historia gira en torno a la vida de una mujer que, a raíz del accidente de su marido, que queda parapléjico, abraza de forma absoluta su fe católica; pero cuando el esposo, egipcio y musulmán, vuelve de su tierra para estar con su mujer, la reglada vida de ella, centrada de forma total en sus creencias y en un apostolado con frecuencia demasiado insistente, sufrirá graves desajustes.

Seidl tiene un problema que es bastante habitual en el cine moderno, el de la falta de economía en el lenguaje. Veamos: le hace falta toda la media hora inicial para decirnos que la protagonista es una fanática religiosa, una beata que todo lo ve a través del prisma de su religión; me imagino cómo lo haría, por ejemplo, Bresson, el rey de la sobriedad cinematográfica, y se me da que lo resolvería con un par de planos, una escena como mucho. ¿Por qué hay que insistir tanto hoy para transmitir un mensaje tan simple? Así la película se va a casi dos horas de metraje, cuando con hora y media iba que chutaba, y aún le hubiera sobrado tiempo.

Por lo demás, es cierto que el choque entre dos perspectivas de vida tan distintas tiene su interés, sobre todo porque el manso corderito que parecía el marido pronto empieza a sacar la patita de su propio fanatismo, y entonces tenemos ya a dos radicales enfrentados, con el correspondiente conflicto que llega, literalmente, a las manos.

Quizá lo más estimulante del filme sea, curiosamente, las escenas que no están insertas dentro de la cotidianidad de este particular matrimonio; nos referimos a aquéllas en las que la beata protagonista intenta catequizar a varias personas, algunas de ellas inmigrantes, donde se aprecia un grado de improvisación por parte de los actores (aunque partan de una idea previamente establecida) que enriquece la historia y le da un punto de vista que colinda a veces con el surrealismo. Véase la encendida discusión con la pareja de ancianos que conviven sin estar casados, o la del inmigrante en calzoncillos que no puede ponerse de rodillas para rezar y expone una hipótesis delirante sobre la supuesta facilidad de las mujeres para arrodillarse, o la de la rusa beoda con la que la protagonista se enfrenta incluso físicamente para que no se beba una cerveza.

Filme curioso aunque seguramente insuficiente, aporta una visión distinta sobre un fenómeno, la ultrarreligiosidad, que es típico de las sociedades, los tiempos convulsos. Y si es así, me temo que el terreno actual está más que abonado…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

113'

Año de producción

Trailer

Paradise: Faith - by , Nov 10, 2012
2 / 5 stars
Choque de fanatismos