Película: Pepperminta Las fronteras entre las artes cada vez son más difusas; o eso, al menos, es lo que ha debido pensar la videoartista suiza Pipilotti Rist, que ha dado el paso al largometraje argumental (bueno, más o menos argumental…). Esta “Pepperminta”, desde luego, no deja indiferente. En mi caso lo que me produce es urticaria, cuando no un sopor insoportable, porque me parece que se confunde la gimnasia con la magnesia, y lo que en un montaje de videoarte podría ser plausible, en cine no tiene por qué serlo, por más que esas fronteras entre las artes, supuestamente, se difumen.
Se trata de una pseudohistoria con una protagonista, la Pepperminta del título, desdoblada en dos edades; la más joven, una niña de unos diez años, tiene toda la pinta de ser la prima de la Pippi Calzaslargas de nuestra infancia (Pippi Langstrump en el original sueco, tanto en novela como en serie televisiva) y casi sus poderes; la adulta, escasamente veinteañera, se dedica a reclutar otros “freakis” como ella para luchar contra toda intolerancia y ley: curas, policías, carteros, chefs, ricachones, entre otros detentadores o delegados de algún poder, serán sus enemigos, a los que seducirán y convertirán a su credo (cualquiera que este sea…) por el original procedimiento de pintarlos como monas. En fin, no seré yo el que no esté contra toda represión, pero no sé si esto es exactamente eso, o más bien un delirio, un disparate concebido con alguna sustancia alucinógena no precisamente recomendable.
Para más inri, ni siquiera estamos ante un producto de corte infantil, como podría deducirse de su “look”, lleno de colores, con animaciones hechas con “stop motion” y un desenfado muy juvenil; y es que, entre otras cuestiones, la directora Pipilotti Rist se permite nada menos que incluir una menstruación (falsa, vale, pero menstruación al fin y al cabo) en directo, e incluso los protagonistas la beben en un cáliz, en una especie de bárbara comunión que entra directamente en el “top ten” de las escatologías más bizarras que en el cine comercial se hayan filmado.
No sé si el mundo del cine irá por este camino; si es así, desde luego, conmigo que no cuenten…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

84'

Año de producción

Pepperminta - by , Nov 13, 2009
1 / 5 stars
Una prima de Pippi Calzaslargas menstrúa…