Película: Piratas del Caribe. El cofre del Hombre Muerto

Como ya preveíamos en la crítica de Piratas del Caribe. La maldición de la Perla Negra, ha nacido una historia que, a poco que se cuide, puede ser muy rentable, tanto comercial como, por qué no, artísticamente. Aquella primera, primitiva, primigenia y primordial parte puso los cimientos de una serie de personajes excelentes: los bellos de la trama, el chico y la chica, ambos de armas tomar; los malos, tan villanos como divertidos; y, sobre todo, el capitán Sparrow, personaje por el que nos atrevemos a decir que Johnny Depp pasará a la historia del cine, un pirata de colmillo retorcido, pluma desaforada y verbo florido y jocundo.


En esta segunda entrega todo gira en torno al contenido de un cofre, propiedad de un capitán con cara de calamar (literalmente, no es que el hombre fuera feo…) por mor de una maldición. Todos quieren el dichoso cofre, o su contenido: el soberbio lord británico, para incrementar aún más su poder; el capitan Sparrow, para salvar su pellejo; y los dos tortolitos, para intentar librarse de la horca.


Alrededor de semejante “macguffin” se arma una tremolina de mucho cuidado, con el barco del Holandés Errante de por medio, un monstruo abisal que responde al nombre de Cracken (o Crocken, según argumenta uno de los piratas memos) y unos indígenas que tienen la manía de querer merendarse a su supuesto dios, dando lugar a una de las más divertidas secuencias del filme, en la que Sparrow tendrá que huir con todo el aspecto de una brocheta de fruta…


Otras escenas son también originales y brillantes, como la lucha a espada en el interior de una rodante noria de agua; también es cierto que (decir otra cosa no sería honrado) esta segunda parte baja un grado en cuanto al altísimo nivel de calidad alcanzado por la primera. Pero ello no empaña la impresión placentera que produce la visión de estas dos horas y media de piratas pirados, en una recuperación del género que tuvo su punto álgido en los años cuarenta y cincuenta (aunque es cierto que esta revisitación está hecha en clara clave de comedia, por no decir parodia, no punzante pero sí irónica), con personajes que forman parte ya del imaginario colectivo del cine: ese Sparrow de amaneradas maneras pero tan deseoso de meterse en las bragas de la bella (con ella dentro, se entiende…); esos dos infelices que parecen el Gordo y el Flaco en versión corsario espeso; ese capitán Barbosa que reaparece aquí garbosamente; ese Davy Jones, un capitán Calamar al que el doblaje español asemeja nada menos que a Homer Simpson…


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

150'

Año de producción

Piratas del Caribe. El cofre del Hombre Muerto - by , Apr 10, 2016
3 / 5 stars
Reconfortante reencuentro