Película: Poseidón

Ha declarado uno de los actores de este “remake”, el popular Richard Dreyfuss de Tiburón, que a la nueva versión de La aventura del Poseidón le falta barco, le falta agua y le falta enfoque en la trama que narra. Pues a Dreyfuss lo que no le falta es sentido crítico; un poco de discreción sí, es cierto, porque la mano bien que la ha puesto para recibir los buenos dineros que le han pagado por hacer su personaje en la película: seguramente que los productores, para este viaje, hubieran preferido que no hiciera “propaganda” del filme…


Pero es que tiene razón: Poseidón es la nueva versión de un filme que, sin ser ninguna maravilla, estaba muy por encima de este triste “remake”, en el que se mantiene la anécdota inicial (el transatlántico de lujo tumbado por una ola gigantesca en plena Nochevieja) para después entretejer, por decir algo, una serie de historias sobre las que desarrollar el núcleo de los supervivientes que intentan salir por el casco del barco naufragado.


Pero donde en la histórica, inicial y (al lado de ésta) cuasi mítica La aventura del Poseidón había personajes zarandeados por un suceso que les superaba pero que intentaban sortear, aquí hay media docena de tipos que no llegan siquiera al estereotipo, y de los que apenas se nos dan datos (y los que se nos dan, mejor se los hubieran guardado…): el jugador y seductor profesional (con una escena inicial de galanteo que hace sonrojar de puro penca); el ex alcalde y ex bombero, ahora rígido padre que no quiere que su hija se dé un revolcón con su novio; el arquitecto gay, abandonado por su pareja, que está a punto de suicidarse hasta que, paradojas de la vida, la proximidad de la muerte por catástrofe le hace revivir; la polizón sin apego a las reglas pero con claustrofobia; la amante madre de niño botarate (lo que se extravían los niños en estas películas, para dar juego al guionista y al protagonista rescatándolos…): el camarero latino, que lógicamente es el primero en diñarla (para eso es el que menos ha cobrado…).


En fin, un cuadro de personajillos pintados con trazo grueso, que circulan alelados entre el ingente despliegue de efectos especiales que, éstos sí, son lo mejor de la película. Aunque, a decir verdad, soy de los que gusta más de los antiguos F/X, aquéllos hechos a base de imaginación y creatividad, tan distintos de estos actuales, en los que la gélida infografía ha borrado cualquier huella de aquel viejo y sabio arte.


Por cierto, creo que el teléfono de Dreyfuss echa humo, de tantos productores como quieren solicitar sus servicios…


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Poseidón - by , Oct 24, 2016
1 / 5 stars
Falta barco, agua y enfoque