Película: Potiche, mujeres al poder El galo François Ozon se inició en la dirección curiosamente con una comedia, Sitcom (1998), aunque en sus siguientes films se dedicó a tratar otras cuestiones más dramáticas e incluso ensayó con un musical en 8 mujeres, en donde coincidió con Catherine Deneuve, actriz que vuelve ahora a ser la protagonista de esta nueva cinta con la que regresa al género cómico.

Suzanne Pujol es la rica heredera de la fábrica de paraguas que le dejó su padre al morir, que la dirige su marido, Robert. Un día se ocasiona una huelga en la empresa y esto le produce un infarto a su esposo que ha de ser ingresado, teniendo que tomar las riendas de la dirección su mujer Suzanne, que se convierte así en empresaria a pesar de que hasta ahora su vida ha trascurrido de manera disoluta convertida en mujer potiche (florero), mientras su marido le es infiel con la secretaria, algo que ella tiene asumido.

Por primera vez François Ozon se basa en una obra de teatro perteneciente a los autores Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy, escrita en 1977, fecha en la que se desarrolla la acción, que fue estrenada en 1980. Ellos son los creadores de la comedia Flor de cactus, de la que por cierto el cine norteamericano nos acaba de ofrecer una segunda y muy mala versión cinematográfica.

Suzanne era una mujer feliz, que tenía asumido su papel sin complejos, pero ahora se le ofrece la oportunidad de poder sentirse realizada por primera vez, de hacer una buena labor concediendo a los obreros lo que ellos piden en sus justas reivindicaciones, involucrando además a sus dos hijos para que trabajen con ella en la empresa y logrando a pesar de todo que se obtengan beneficios. Pasa de esta manera de ser ama de casa a adoptar una actitud más social, cínica y hasta burlesca en ocasiones dejando de ser la esposa adorno para tomar responsabilidades empresariales. A pesar de que el tema puede ser un tanto árido al introducir la huelga, las reivindicaciones laborales y sociales, los sindicatos, la política y la lucha de clases, no obstante se logra una comedia fresca y divertida, que mezcla los enredos familiares, la guerra de sexos y la moral burguesa.

La puesta en escena tiene una buena base en el bien elegido elenco de actores, con una Catherine Deneuve a la cabeza del mismo que encaja perfectamente en el papel de la insumisa ama de casa que halla su oportunidad de demostrar su valía para otras empresas más importantes y de que está capacitada hasta para asumir un papel de responsabilidad política frente al que fue amante en una juvenil aventura fugaz, que en estos momentos es el alcalde de izquierdas del pueblo, y rival suyo en las próximas elecciones a las que está dispuesta a presentarse.

François Ozon hasta le da de nuevo a la Deneuve la oportunidad de cantar un par de canciones, logrando una comedia divertida muy apta para pasar un buen rato.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

98'

Año de producción

Potiche, mujeres al poder - by , Apr 15, 2011
2 / 5 stars
Una esposa florero