Película: Providence Alain Resnais es uno de los más interesantes cineastas franceses surgidos en el vecino país en el marco histórico, cultural y artístico de la generación de la Nouvelle Vague, aunque Resnais, ni estilística, ni temáticamente se pueda incluir propiamente dentro de ese iconoclasta movimiento que cambió la forma de hacer cine, no sólo en Francia: su influencia se extendió por todo Occidente.
“Providence” es, de nuevo un filme sobre la memoria, como buena parte de la filmografía de Resnais, en especial sus primeras películas, desde la mítica “El año pasado en Marienbad” hasta, incluso, “Mi tío de América”, pasando, por supuesto, por “Hiroshima mon amour” o “Muriel”. En este filme (de tan hermoso título, que parece rememorar la patria chica de H. P. Lovecraft, pero también, claro, la propia Providencia divina) se plantea los últimos tiempos en la vida de un viejo escritor inglés, a las puertas de la muerte, cuando en la mente del artista empieza a tomar cuerpo una nueva obra. Los fantasmas de la memoria se mezclan con los de la realidad, en una película muy compleja pero absolutamente fascinante. La vejez, la enfermedad, la muerte en suma, son también sus temas, y en ellos profundiza Resnais con sorprendente facilidad. Espléndido el trabajo interpretativo, especialmente el de John Gielgud, pero también Dirk Bogarde, uno de los grandes que, salvo en la legendaria “Muerte en Venecia”, no fue debidamente admirado.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Providence - by , May 10, 2007
4 / 5 stars
Creación, vejez, enfermedad, muerte