Película: Sacro GRA

Ciertamente parece exagerado otorgar el León de Oro de la Mostra de Venecia a este filme. Más parece que el Jurado, por aquello de llamar la atención, decidió ser el primero que, a lo largo de la historia del certamen, otorgara el máximo galardón a un documental.


En cualquier caso, Sacro GRA es una buena película, aunque quizá no sea excelente. Parte de una idea interesante: el Grande Raccordo Anulare (en acrónimo GRA) es la autovía de circunvalación de Roma, a la manera que lo es la M-40 de Madrid, por ejemplo. Gianfranco Rosi nos presenta en su película una tipología humana de lo más diversa; todos ellos tienen en común que, o bien trabajan circulando por esta circunvalación (caso de los sanitarios que viajan en ambulancias para socorrer a los accidentados en la vía), o bien viven en las inmediaciones, cerca de donde el tráfico no para nunca.


En esa variopinta fauna hay lugar, claro está, para los estratos más degradados de la sociedad, como una pareja de prostitutas de la tercera edad y sus cuitas con la Policía, otros en los estadios intermedios, como el viejo barbas que convive con su hija en un pequeño apartamento con vistas al GRA, con curiosos diálogos de un hombre sabio reducido a un número más, a pesar de su sapiencia y su capacidad para filosofar, o, en una escala superior, al menos en cuanto a consideración social (otra cosa será la consideración humana…), el aristócrata venido a menos pero que aún intenta conservar las apariencias, y que alquila el lujoso palacete familiar para eventos de todo tipo, incluido el rodaje de tontas fotonovelas románticas.


Toda una fauna humana, toda una tipología que va desgranando su día a día, a veces con momentos estremecedores (ese conductor de ambulancia que se despide de su madre, estragada por el Alzheimer, mientras ella le pide que no se marche, desde la autenticidad que sólo puede dar su terrible enfermedad), en otras ocasiones con momentos más pedestres. Lógicamente, el interés del filme depende mucho de los tipos humanos retratados.


El conjunto, no obstante, es estimulante, bien rodado y bien planificado; a pesar de tratarse de un documental, nada ha quedado al albur, como revela el cuidado encuadre de las escenas que acontecen en los apartamentos, cuyas historias (a la manera de la 13, Rue del Percebe de nuestra infancia) se nos muestra desde el exterior, en cada ventanal una o varias vidas.


Gianfranco Rosi tiene buena mano para el documental; de hecho es el género que hasta ahora ha cultivado de forma monográfica. Sacro GRA nos presenta una visión cómplice, pero también con su punto entomológico, sobre un retablo de la condición humana, de la gente de a pie, de los que hacen un país, el mundo entero.


 


Dirigida por

Interpretada por

Género

Nacionalidad

Duración

93'

Año de producción

Trailer

Sacro GRA - by , Sep 21, 2014
3 / 5 stars
La fauna de la circunvalación