Película: Shutter Era de prever: el cine de terror japonés que puso de moda Hideo Nakata con su “Ringu” y su posterior versión USA “The Ring. La señal”, ya se está ramificando (no sé si decir como una metástasis, dado el género al que se adscribe…) por otros países del Lejano Oriente. Es el caso de esta “Shutter”, de producción tailandesa, país del que rarísimamente llega nada a los circuitos de exhibición comercial. Es la primera película de sus dos directores, gente joven que, evidentemente, ha bebido en el cine de sus paisanos nipones, cuya influencia es más que notable: tenemos de nuevo el espíritu en pena que atormenta a los humanos que, de una forma u otra, incidieron en su infortunio; tenemos, cómo no, al ya inevitable espectro de pelos imposibles (imposibles para peinarlos, se entiende…), otra vez desafiando a las leyes de la física: lo mismo caminan por el techo que bajan boca abajo por una escalera de mano con un desparpajo digno de mejor causa; tenemos también los sustos de rigor, golpes de efecto que, es verdad, no son exclusivos del terror oriental, sino que también en el occidental los sufrimos…
Además, “Shutter” adolece de un argumento que suena a archiconocido, con la chica apocada que es objeto de vesanias sin cuento y después se venga volviendo del otro mundo para atormentar a sus verdugos. Tampoco es un detalle favorable el hecho de que se pretenda conseguir el miedo a base de una mera acumulación de sustos, hasta el punto de que el espectador, en cada escena, está a la espera de ver por dónde aparecerá el fantasma de los pelos de punta y la cara de nieve.
Ahora bien, no sería justo despachar esta película sin más, porque tiene cosas valiosas: por una parte, la historia gira en torno a las fotografías y las manchas y sombras que pueden aparecer en ellas, lo que da lugar a algunas escenas ciertamente brillantes, como aquella en la que el fantasma, mediante un ardid que recuerda los principios del zoótropo, revela a la protagonista el paradero de la prueba concluyente de su martirio; otras, como la del espectro en la batea de revelado, producen auténtico escalofrío, que es justamente lo que se espera de este cine.
Así pues, “Shutter”, sin ser la octava maravilla e incluso siendo globalmente una película fallida, tiene algunos puntos de interés por los que, tal vez, merecería que se le echara un ojo. Por cierto, lo del titulillo de esta crítica, si llegan a ver la película, comprobarán que está totalmente justificado… Y es que no he visto nunca un espectro más pesado que éste, “en todos los sentidos”…

Género

Nacionalidad

Duración

93'

Año de producción

Shutter - by , Jun 26, 2006
2 / 5 stars
Un fantasma muy pesado