Película: Sicario

La lucha contra el narcotráfico es uno de los caudalosos veneros que el cine, de vez en cuando, utiliza para montar poderosos thrillers, en los que con frecuencia existe una cuestión moral. Es el caso: Sicario nos narra la historia de una agente del FBI, de las de casco y metralleta, especialista en asaltos a nidos de criminales. En uno de esos asaltos, en el corazón de la América profunda, una trampa hace saltar por los aires a parte de su equipo; ella misma resulta herida leve. A partir de ahí, la CIA le ofrece la posibilidad de ir al origen de aquel mal, tras la frontera con México, para acabar con el poderoso cabecilla del cártel de Juárez, que infesta Estados Unidos con sus estupefacientes y siembra de bombas sus instalaciones para reventar agentes del Buró. La joven, idealista aunque no tiene un pelo de tonta, pronto se da cuenta de que en la operación que se monta hay cuestiones bastante turbias…

La cuestión moral que plantea Denis Villeneuve es, por supuesto, si el fin justifica los medios. Para combatir a la criminalidad, ¿hay que actuar como uno de ellos? ¿Es defendible tirar de gatillo no en defensa propia sino como policía, juez y verdugo en una sola persona? Ese dilema moral queda resuelto en el último plano del filme, y mi impresión (aunque es un final abierto y opinable) es que, afortunadamente, Villeneuve y su guionista, Taylor Sheridan (actor reconvertido en autor de libretos, siendo éste su primer texto para el cine, aunque ciertamente no lo parece, de lo conseguido que está) se decantan por la opción correcta, por la opción honesta, por la de que no vale el todo vale, si sirve el cuasi calambur.

Villeneuve ya nos interesó en sus anteriores Incendies y Prisioneros, y aquí confirma su buena mano. Sicario es un thriller potente, con secuencias en las que la tensión se acumula hasta resultar insoportable: véase, por ejemplo, la incursión en Juárez del convoy norteamericano, a través de sus calles, una caravana de vehículos supuestamente inexpugnables pero a los que torvas fuerzas pondrán en su punto de mira; o la entrada en México a través de los túneles supuestamente excavados para el paso de emigrantes, en realidad utilizados por los narcos para sus abyectas prácticas de mensajeros de la muerte.

Tiene Villeneuve una personalidad que no es habitual: su cine tiene estilo, a la manera de un Martin Scorsese nacido más allá de los Grandes Lagos, un quebecois de firme pulso en la dirección, un nuevo valor del cine que Hollywood ha sabido atraer, aunque por ahora al menos, no lo ha fagocitado: ojalá siga siendo él, para nuestro placer…

Emily Blunt, de la que ya teníamos buena opinión, resulta convincente en su papel, una mujer escindida entre la necesidad de hacer lo correcto y la furia interior que la llama a vengar a los suyos, a acabar con los malos de cualquier forma. Benicio del Toro hace un papel secundario pero con varias capas, un personaje que terminará siendo decisivo en esta historia de crueldades, de venganzas, finalmente de ética.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

121'

Año de producción

Trailer

Sicario - by , Nov 30, 2015
3 / 5 stars
Una cuestión moral