Película: Son of Babylon Esta película se pudo ver en la Sección Oficial del Sevilla Festival de Cine Europeo 2010 (SEFF’10).

El cine de nacionalidad árabe (en cualquiera de los estados que conforman la gran nación de esta etnia) raramente llega a España; cuando lo hace suele ser gracias a que en su producción han colaborado estados europeos, como en este caso. Afortunadamente, las naciones europeas han gastado muy bien sus dineros (no siempre se puede decir lo mismo) en este filme, pues se trata de una pequeña joya de gran intensidad dramática, un pequeño prodigio de sencillez y a la vez de hondura.

Una anciana viaja con su nieto de apenas 12 años al norte de Irak, unas semanas después de la caída de Saddam durante la guerra del año 2003. La vieja y el niño buscan al padre de éste, encarcelado por la dictadura durante la primera guerra del Golfo, y supuestamente en una prisión en Nasiriya. Pero el viaje hacia la búsqueda del ser querido, plagado de dificultades, se irá tiñendo progresivamente de pesimismo, cuando sucesivamente se enteran de que el hombre ya no está en prisión, lo que abona la tesis de que se encuentra en alguna de las numerosas fosas comunes que el régimen felón de Sadam abrió a lo largo de su país para enterrar a compatriotas desafectos o, simplemente, que no le rindieron un vasallaje absoluto.

Película sencilla en su planteamiento pero tan compleja por el difícil escenario en el que se mueve (el actual Irak, teóricamente ya no en guerra, pero aún con gravísimas carencias de seguridad, como basta comprobar por los titulares de cualquier telediario), sus virtudes son muchas: una interpretación de no profesionales que da sopas con honda a las de muchos que sí lo son, con una frescura y una lozanía difícilmente superables; una dirección que en todo momento sirve al relato, sin subrayados ni énfasis que engorden el ego del realizador; un guión medido, que va dosificando la inicial ilusión de la extraña pareja cuando parece posible llegar hasta el padre, para después ir tiñéndose de amargura cuando se va revelando la imposibilidad no ya de encontrarlo vivo, sino ni siquiera muerto.

Hay escenas de una dulzura extrema: ese niño acariciando el cráneo de uno de los cuerpos encontrados, como si quisiera con ello acariciar la cabeza de su padre, aunque sabe que no lo es; la anciana llorando ante unos restos cualesquiera, sabedora de que su última hora es inminente y que todos sus esfuerzos han sido baldíos, no dándosele ni siquiera la opción de enterrar los restos de su hijo. Cine purísimo, dijes en una película mayor que debería verse en Europa para tener una visión distinta de los árabes que la que nos proporciona cada día la CNN y compañeros mártires.


Dirigida por

Género

Duración

90'

Año de producción

Son of Babylon - by , Nov 08, 2010
4 / 5 stars
Una búsqueda desesperada