Película: Stolen eyes

Esta película se pudo ver en la Sección Eurimages del Sevilla Festival de Cine Europeo 2005.

El cine tiene también un valor informativo, no sólo artístico. Se puede comprobar en este filme búlgaro-turco, Stolen eyes (título internacional cuya traducción literal al español sería Ojos robados), de Radoslav Spassov, que hace con este su segundo filme, aunque tiene una larga trayectoria como director de fotografía y también, aunque menor, como guionista.

Nos enteramos por esta cinta de uno de esos oscuros hechos de la Historia que no llegan a los telediarios, la limpieza étnica que el gobierno comunista búlgaro perpetró en la década de los ochenta contra la minoría turca que vivía en su territorio, a la que expulsó “manu militari” a la vecina Turquía. No es una gran película, sobre todo porque Spassov confirma sus dotes para la fotografía pero no así para la realización cinematográfica. La fragmentación de la línea argumental tampoco ayuda mucho, sobre todo porque es gratuita y retórica.

La fuerza del filme está entonces en la propia base histórica que lo sustenta, el canallesco borrado cultural de un plumazo que supuso cambiar nombres, ancestros, religión y lengua de todo un pueblo, para terminar expulsándolo sin más de su tierra de siempre. ¿Se imaginan qué hubiera hecho Atom Egoyan, el trovador del genocidio armenio, con un material inflamable como éste? Como diría el clásico: qué buen vasallo, si tuviese buen señor...


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Stolen eyes - by , Sep 09, 2014
2 / 5 stars
Limpieza étnica