Película: Superman Returns. El regreso El quinto Superman de la saga (si contamos como tal los cuatro anteriores que tienen una cierta continuidad con éste, el primero rodado por Richard Donner, los dos siguientes por Richard Lester y el cuarto, manifiestamente prescindible, por Sidney J. Furie) ha sido, como decimos en España, el parto de la burra: desde principio de este siglo XXI se viene anunciando el proyecto, con gente tan dispar como Tim Burton en la dirección, Nicolas Cage como el Hombre de Acero y Sandra Bullock como Lois Lane, además de Jack Nicholson como Lex Luthor. No es por nada, pero salvo la dirección de Burton, que podría haber sido muy estimulante (recuérdese la versión tenebrista que hizo del Hombre Murciélago en “Batman” y “Batman vuelve”), el resto era para echarse a temblar, desde “cara-de-palo” Cage a “risitas” Bullock, pasando por un Nicholson que a buen seguro habría hecho un Joker-2…
Pero la versión que finalmente ha resultado tampoco es para tirar cohetes: la historia tarda mucho en entrar en materia, deteniéndose en detalles accesorios que no vienen al caso; es cierto que, cuando coge carrera, el filme es trepidante, notándose en eso la mano entrenada de Bryan Singer en filmes de efectos especiales como “X-Men” y “X-Men 2”; pero el encargado del casting tampoco se puede decir que se haya lucido: en el protagonista parecen haber buscado cierto parecido con el añorado Christopher Reeve, pero ese parecido ha debido ser en el blanco de los ojos, porque desde luego no en el empaque, la presencia y el carisma que ya desde el primer título transmitía el malogrado actor. A Lois Lane la interpreta una jovencísima Kate Bosworth, que, como decimos en mi tierra, está “crúa”, o “le falta un hervor”, como también decimos por aquí: demasiado joven (23 añitos) para representar a la bragada novia de Supermán, que era ya una periodista de primera línea cinco años atrás, cuando además parió un niño que añade un detalle peculiar a la trama, y que no desvelaremos, lógicamente… Kevin Spacey es un grandísimo actor, pero al lado de la “performance” que hizo Gene Hackman de Lex Luthor en los anteriores segmentos del serial, palidece: su personaje carece del sangrante sentido del humor del gran Hackman, y resulta desvaído y poco atractivo.
Dicho todo esto, “Supermán Returns. El regreso” no deja de ser una cinta agradable de ver, que cuenta con espléndidos efectos especiales y con la que revisitamos un mito de nuestra infancia (la infancia de cualquier ser humano vivo hoy día, dada la longevidad del superhéroe: más de setenta años). Eso sí, aquí el paralelismo con la figura de Jesús, ya existente desde el original en cómic, está ya tan subrayado, que no sé cómo no se ha pronunciado al respecto alguna de las iglesias cristianas más fundamentalistas: Jor-El (Marlon Brando desde el otro mundo, más en plan deidad que nunca, gracias al prodigio de la infografía) nos envía a su único hijo, que muere (y resucita, claro…) por la redención de los hombres… En fin, sin comentarios.
En cuanto al titulillo de esta crítica, viene a cuento del principio de Arquímedes, sobre el que se basa el villano Luthor para perpetrar sus fechorías. ¡Eso para que después digan que el cine comercial no culturiza…!

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

155'

Año de producción

Superman Returns. El regreso - by , Aug 07, 2006
2 / 5 stars
Supermán contra Arquímedes