Película: Tirad sobre el pianista

El segundo largometraje de Truffaut, tras Los cuatrocientos golpes (1959), que le descubrió para el mundo como un cineasta nuevo, refrescante, que venía a romper con los anquilosados moldes del cinema de los años cincuenta, fue este Tirad sobre el pianista que en su momento desconcertó al público. Vista con la perspectiva que da más de medio siglo, lo cierto es que el filme de Truffaut se mantiene perfectamente, sigue siendo un bellísimo, a fuer de tristérrimo, romance con fondo negro.

Un hombre es perseguido por las calles. Entra en un tugurio donde el pianista es su hermano. Éste toca en el antro tras una desgraciada historia conyugal que acabó con su brillante carrera como músico, haciéndole perderse en el anonimato de un trabajo vulgar en un lugar sin brillo. La llegada del hombre perseguido, el hermano, iniciará para el pianista una serie de nuevos acontecimientos que pondrán en peligro su vida y la de los que le aman.

Basada en una novela (titulada Down there) del escritor norteamericano John Goodis, Tirad sobre el pianista es formalmente deslumbrante, con una puesta en escena que recuerda con frecuencia el expresionismo alemán, con un brillante juego de luces y sombras, pero sobre ese continente sobresale el contenido, la airada existencia de un hombre zarandeado por el destino al que la vida proporcionará una segunda oportunidad que, quizá, también se le escape de las manos.

Con chispeantes diálogos, con atrevidas soluciones formales que después se han hecho rutinarias pero que entonces estaba inventando Truffaut, Tirad… resulta ser un filme que mantiene intactas sus virtudes, e incluso es posible que ahora se le encuentren algunas que en su momento pasaron inadvertidas. Es lo que tiene convertirse en un clásico cuando se empezó siendo un revolucionario.

Charles Aznavour es el protagonista perfecto, lúcido, medianamente cínico, un hombre al que la fatalidad pone por dos veces al borde del abismo. Del resto del reparto me quedo con la dulzura, el rostro enamorado de Marie Dubois, que trabajó durante los años sesenta con casi todos los jóvenes airados de la Nouvelle Vague, desde Truffaut a Godard, pasando por Rohmer.





Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

82'

Año de producción

Tirad sobre el pianista - by , Sep 17, 2015
4 / 5 stars
Romance con fondo negro