Película: Trueno En 1982 se produce un éxito inesperado en las carteleras de todo el mundo. Medianamente agotado el filón de los “Rocky”, Silvester Stallone decide probar suerte con la adaptación de una novela de David Morrell, “First blood”, sobre un ex combatiente del Vietnam que es acosado por el sheriff de un poblado, lo que le lleva a ponerse al margen de la ley y a ser perseguido como una alimaña.
Dirigida por el competente Ted Kotcheff, “Acorralado” (que así se tituló en España) fue un gran éxito de público, posteriormente prolongado por sucesivas y cada vez más penosas continuaciones. El cine italiano, atento como siempre a los grandes taquillazos del cine USA, montó con rapidez su propia historia en la misma línea, y así surge este “Trueno”, que intenta pasar, con escasa fortuna, por un producto norteamericano.
Un joven cheyenne regresa al país de sus ancestros para reencontrarse con su pueblo, pero lo que encuentra es que una compañía petrolífera está destruyendo el suelo sagrado de los indios, ante lo que se rebela.
Afortunadamente, en este caso se contó con un presupuesto medianamente digno, y la película de Larry Ludman (sonoro seudónimo anglosajón bajo el que se esconde el director, productor y guionista italiano Fabrizio de Angelis) tiene un medio pasar; al menos no ofende la inteligencia del espectador, que ya es bastante…
En el reparto hay actores de algún renombre, como el sueco Bo Svenson, pero el grueso del elenco está compuesto por intérpretes indígenas italianos, algunos con nombres pomposamente anglosajones, como el propio protagonista, Mark Gregory, que no es otro que Marco di Gregorio, quien disfrutó de efímera fama durante algunos años, hasta el punto de que llegó a interpretar dos continuaciones de este “Trueno”.
Como siempre, el problema es que, como asevera el dicho, “de mis imitadores serán mis defectos”, y si “Acorralado” ya estaba lastrado por un sospechoso tufillo reaccionario, aquí se llega al paroxismo de lo maniqueo al enfrentar al indio/bueno con la civilización occidental/mala, todo ello con miras exclusivamente comerciales y bajo un prisma simplista.



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

Trueno - by , Jul 23, 2008
1 / 5 stars
De mis imitadores...