Película: Tú eres el siguiente Hubo una época, allá por los años cincuenta y sesenta, en la que abundaban las películas de serie B (por no decir Z), filmes de escaso presupuesto, actores desconocidos y con frecuencia propuestas cándidas, que se hicieron un hueco en el cine a base de cierta dosis de ingenio. Ese tipo de cine hoy día es infrecuente, emparedado entre los “blockbusters” de las grandes productoras, el cine indie, que no es exactamente lo mismo que el cine de serie B o Z, y las innumerables producciones televisivas.

De vez en cuando, sin embargo, llegan algunos productos que recuerdan aquellos filmes poco distinguidos pero que conseguían “meter cabeza” en la distribución tanto en su país como en el extranjero. Es el caso de esta Tú eres el siguiente, rodada en 2011, con varios premios en festivales menores, que hasta dos años después de su rodaje no fue comprada por una distribuidora importante, LionsGate, permitiéndole entonces una carrera comercial al uso.

Tú eres el siguiente, cuyo argumento gira en torno al tema de la casa asediada por asesinos enmascarados, parece beber en fuentes tan diversas como Scream, La noche de Halloween, Funny Games (en cualquiera de sus dos versiones) y Sé lo que hicisteis el último verano, por sólo citar algunas de las más evidentes. Lo que ocurre es que, en vez de transitar por el habitual terreno de los psicópatas, como ocurre en varios de los títulos citados, sea con supuesta motivación o no (en este último supuesto entrarían los adolescentes sádicos de los filmes homónimos de Michael Haneke), aquí la causa del estropicio mayúsculo que se traen entre manos será mucho más prosaico; no diremos más para no destripar el tema; bueno, “destripar” quizá no sea el verbo más adecuado, teniendo en cuenta de qué va la peli…

Así las cosas, Adam Wingard, el desconocido director, pero que tiene ya una cierta trayectoria como hombre orquesta (director, guionista, operador, montador, actor, productor, compositor; no, las entradas no las cobra en taquilla, que se sepa…), demuestra pericia en este tinglado, un filme hecho con tres perras gordas, con dos únicas localizaciones, las dos casas en las que transcurre toda la trama, y con un puñado de actores manifiestamente desconocidos; ciertamente el resultado no es desagradable, pues Wingard demuestra que, aunque no puede evitar caer en algunos de los habituales tics actuales del género de terror (esos sustos que van acompañados siempre del correspondiente trallazo musical o sonoro, para conseguir que al espectador se le salga el corazón por la boca…), tiene ideas interesantes, como la de iluminar el sótano oscuro donde el asesino busca a nuestra protagonista, a base de flashes que una cámara puesta en automático, y dirigida hacia el criminal, lanza incesantemente.

Detalles como ése, y el, en general, buen ritmo del filme, es lo que hacen considerar esta por lo demás modesta obra como una película con cierto interés, que marca algunas distancias con respecto a las mucho más plastificadas muestras del género perpetradas por los estudios, siempre más impersonales y artificiales. Esto es lo más próximo a un elogio que se puede decir de Tú eres el siguiente. Tal y como está la cosa, quizá es más que suficiente…

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

93'

Año de producción

Trailer

Tú eres el siguiente - by , Sep 15, 2013
2 / 5 stars
Serie Z