Película: Un golpe con estilo

Las comedias geriátricas constituyen un subgénero en cualquier cinematografía, como hemos visto recientemente alguna que otra muestra. Willie, Joe y Albert son tres amigos de toda la vida, compañeros de trabajo en la misma empresa, ya jubilados, pero capaces aun de atracar el banco que se quedó con el dinero de sus fondos de pensiones como consecuencia de la crisis de su empresa. Aunque con ello cometen un delito no están más que tomando lo suyo.

Es un remake de la película de igual título, Going in style (1979), de Martin Brest, con Lee Strasberg, Art Carney y George Burns, que aquí incorporan Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin, con algunas variantes con respecto a aquella, ya que en ésta se han eliminado las consecuencias y se ha introducido una historia de amor en la tercera edad. Reaparecen junto a ellos una todavía guapa Ann-Margret, que es de lo mejor de este film, Matt Dillon y Christopher Lloyd en papeles secundarios.

Aunque el guion se basa en el original de Edward Cannon, está puesto al día y ante la crisis actual que asola a muchas empresas le hace estar más de plena actualidad con los problemas económicos de hoy, con las hipotecas que hacen perder las casas como le puede suceder a Joe en este caso, o los padres que deben mantener a los hijos que han vuelto al hogar debido al divorcio o por no tener trabajo. Es una comedia con tres jubilados a los que al cerrar la empresa les dejan sin cobrar sus escasas pensiones, lo que agudiza más su precaria economía doméstica para pagar las facturas.

Con la crisis económica y las injusticias sociales como fondo con los colectivos más vulnerables, sin embargo tiene momentos divertidos ante el desconocimiento y el desconcierto de lo que van a hacer los tres protagonistas metidos a ladrones. Es una cinta que se ve con agrado, cuyo argumento no es creíble en absoluto, pero que hace que sonriamos durante algo más de la hora y media que dura su ajustado metraje.

Por otra parte, ante estos grandes y veteranos actores, con que únicamente salieran en pantalla e improvisaran, ya acapararían la atención de los espectadores y merecería la pena pagar el precio de la entrada, ya que están todos muy bien, no en vano los tres tienen su Oscar ganado en trabajos anteriores, e incluso en el caso de Michael Caine, por partida doble. Ann-Margret tampoco se queda atrás, ya que estuvo nominada al Oscar dos veces.

Se trata de una comedia simpática, bienintencionada, con la que se pasa bien, ya que es divertida y no engaña a nadie, y que a pesar de que es previsible en todo momento, siempre guarda un cierto suspense por saber cómo terminará la historia. El encargado de llevarla a cabo es el actor pasado a la realización Zach Braff, director de Algo en común (2004), con la que debutó en el largometraje, y Ojalá estuviera aquí (2014), segundo título de su filmografía, y con Un golpe con estilo (2016) hace el tercero, en el que mantiene el ritmo de manera algo lenta, aunque dada la edad de los protagonistas tal vez sea adecuado no someterlos a demasiadas carreras y con algún que otro momento emotivo que demuestra lo arraigado de su amistad y la solidaridad que existe entre ellos.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

Trailer

Un golpe con estilo - by , Apr 25, 2017
2 / 5 stars
Recuperando lo suyo