Película: Una extraña pareja de polis Estamos ante un policíaco con vetas de humor y de cierto surrealismo, una de las primeras ocasiones en la que la industria cinematográfica yanqui decidió unir a dos policías de muy distinto talante para enfrentarse a un crimen, en una variante de las “buddy movies” o películas de compañeros, como después han hecho hasta la saciedad, y cuyo título paradigmático es seguramente la saga de “Arma letal”. En este caso dos policías que trabajan en pareja, aunque sus caracteres son muy diferentes, son encargados de llevar tras las rejas a un “capo” del juego ilegal, tarea que se les antoja más que difícil.
El director, Richard Rush, gozó de cierta fama algunos años después, en los ochenta, cuando dirigió “Profesión: el especialista”, que a punto estuvo de conseguir varios Oscar, y en la posterior década, la de los noventa, cuando realizó la tórrida “El color de la noche”, a mayor gloria del entonces pujante Bruce Willis. En esta “Una extraña pareja de polis” puso su buen oficio al servicio de un producto que se deja ver con agrado, a pesar de (o quizá precisamente por) su falta de ambiciones y su complicidad con el espectador.
Los componentes de la pareja protagonista, Alan Arkin y James Caan, han sido siempre, por distintos motivos, unos “bichos raros” dentro de la industria de Hollywood, a pesar de su notable calidad interpretativa, que aquí despliegan con naturalidad.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

113'

Año de producción

Una extraña pareja de polis - by , Apr 29, 2008
2 / 5 stars
Diferencias (casi) irreconciliables