Película: Vivos o preferiblemente muertos Este “espagueti-western” italo-español tiene declaradas connotaciones paródicas, lo que siempre supone cierta baza a su favor. Su realizador, Duccio Tessari, es un químico genovés llamado por el cine, donde se inició en el largometraje en 1962. Su filmografía no se puede decir que sea precisamente distinguida: se dedicó, casi siempre con medianos resultados, al “western” itálico, a las películas de romanos y algunos “thrillers”, siendo lo más llamativo de su carrera el filme “El zorro”, protagonizado por Alain Delón, un policíaco sin nada que ver con las aventuras del mítico espadachín homónimo.
Un viejo moribundo algo chalado deja su herencia a dos hermanos con la única condición de que convivan juntos durante seis meses. Uno es atildado mientras el otro, residente en el Oeste, es todo lo contrario, por lo que la convivencia no será fácil, ni aún con la sabrosa recompensa que les espera. El tono es jocoso, humorístico, aprovechando las ocasiones para la parodia que da un argumento en el que se impone una convivencia a la fuerza, irregularmente narrado por un artesano sin talento.
En el reparto aparecen nombres habituales del “espagueti-western”, como Giuliano Gemma, que se hizo todos los que pudo durante los años sesenta y primeros setenta; también aparece Nino Benvenuti, el que fuera famoso campeón mundial de boxeo, que tuvo una efímera carrera cinematográfica, o los españoles Antonio Casas, experto en el género (recuérdese su curioso sheriff de “Brandy”) y Jorge Rigaud, el hispano-francés que más veces se vistió con los ropajes del viejo y mítico Oeste americano. Sidne Rome pone la carne, y no precisamente en el asador (o sí…).

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

99'

Año de producción

Vivos o preferiblemente muertos - by , Jan 21, 2008
1 / 5 stars
Western jocundo