Película: Yo soy la revolución Damiano Damiani fue un interesante cineasta italiano de las décadas de los años sesenta y setenta (del siglo XX, se entiende…), aunque después se adocenó en productos sin brillo y en olvidables series televisivas. Este guionista y director, con nombre y apellido más bien redundantes, nació en 1922, y antes de dedicarse al cine (ya con casi cuarenta años), hizo de todo dentro --y fuera-- del gremio, desde pintor hasta escenógrafo y documentalista. Se especializó pronto en temas de denuncia social y política, dentro de un género que hizo furor en Italia, paralelamente al nacimiento de las Brigadas Rojas. Títulos como “Confesiones de un comisario”, “El caso está cerrado, olvídelo” o “Por qué se asesina a un magistrado” son buena muestra de su carácter y de su cine de aquella época.
“Yo soy la revolución” es un western muy especial. Está influido por el carácter progresista de películas como “Los profesionales” y “Grupo salvaje”, y cuenta la historia de un norteamericano infiltrado en las filas de los revolucionarios mexicanos para acabar, por dinero, con la vida del líder.
Por supuesto, su estreno en España, en pleno franquismo, fue dificultoso, máxime con el tono anarco-comunista que destilaba el filme. Interesante reparte, desde el díscolo y heterodoxo Klaus Kinski al notable Volonté, que estuvo en los primeros (y mejores) espagueti-western, los de Sergio Leone, para después participar, durante los años setenta, en los mejores filmes-denuncia del cine italiano.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

107'

Año de producción

Yo soy la revolución - by , Sep 12, 2008
2 / 5 stars
Western anarco-comunista