Película: Zodiac David Fincher consiguió notoriedad con aquel impactante filme, Seven; los visitantes de esta página saben que no es una película santo de mi devoción. No obstante, hay que reconocer que en su carrera posterior hay títulos de cierto interés, como El club de la lucha y La habitación del pánico. Esta Zodiac se reputa como la versión más fidedigna de la historia del verídico asesino en serie que durante varios años, allá en las décadas de los sesenta y setenta, aterrorizó San Francisco y su área de influencia. Sin embargo, en contra de lo que pudiera preverse, teniendo en cuenta el antecedente de Seven, este asesino no es culto, ni inteligente, ni erudito, ni tiene ideas brillantísimas con las que asesinar a sus desprevenidas víctimas. En el fondo, no deja de ser un infeliz que se deja llevar por sus instintos más primarios, a la vez más vesánicos. Así encontramos un nuevo Fincher, uno que no busca la vuelta de tuerca continua en el guión, como ya ocurría en otros títulos suyos, como The game, sino que intenta aproximarse a un fenómeno social de su época, que incluso inspiró una película tan célebre como Harry el sucio. La búsqueda de (en el fondo) tan penco criminal revela que, al menos en este caso, la policía sí que es tonta, aunque investigue, y que sólo la obsesión patológica de un mediocre dibujante de diarios, que llegará a poner en serio peligro a su propia familia, conseguirá descubrir al asesino de los acertijos y las mamarrachadas, que tuvo en jaque durante años a una de las ciudades más importantes de la mayor potencia mundial. Quizá en esa misma línea, Fincher desestima el efectismo de los crímenes de Seven: éste es un memo incluso matando, así que nada de idealización, ni siquiera en un campo tan aberrante como el asesinato. Los crímenes del llamado Zodiac son corrientes y molientes, no hay ninguna estilización, seguramente porque no debía haberla, quizá porque sucedieron así: dicho sea de paso, cinematográficamente se sale perdiendo, aunque también es verdad que el espectador gana al no verse obligado a arrojar (potar, dice la gente joven) hasta la primera papilla… Pero un metraje desmesurado, una ensalada de nombres, situaciones, días, horas, huellas, acertijos y pamemas varias, hace que lo que debía ser un sutil thriller se convierta en un farragoso bombardeo de datos que, finalmente, hace que el espectador, a ratos, se desentienda de la trama, deseando que el dibujante carajote encuentre de una puñetera vez al asesino y vuelva a ser una persona con sentido común...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

158'

Año de producción

Zodiac - by , May 23, 2007
2 / 5 stars
Penco criminal