Enrique Colmena

Película: The Reagan show

Esta película está disponible en el catálogo de Filmin, plataforma de Vídeo Bajo Demanda (VoD).

Las posibilidades que las nuevas tecnologías aportan al cine documental son inmensas. Ronald Reagan fue el cuadragésimo presidente de los Estados Unidos, cargo que desempeñó entre 1981 y 1989, y fue también el primero que realizó su tarea en el tiempo en el que eclosionaron los nuevos sistemas de grabación y conservación de imágenes y sonido como el vídeo, que permitió filmar de forma exhaustiva buena parte de su mandato. Fue también el primero que, por consejo de sus asesores, trasladó a la política, hasta sus últimas consecuencias, el arte del espectáculo.

Endeble actor que nunca descolló como figura en el Hollywood de los años treinta a sesenta, décadas en las que se desarrolló su carrera, sin embargo como presidente consiguió algunos éxitos indudables, como el primer acuerdo para reducción de armas nucleares, firmado con una entonces ya declinante URSS. El documental The Reagan show hace un repaso extenso de su presidencia, jugando fundamentalmente con las imágenes que la propia Casa Blanca, y los medios de comunicación de la época, grabaron de Reagan a lo largo de sus ocho año

...
leer más

Enrique Colmena

Artículo: Los Premios Planeta en el cine: inicio, auge y decadencia

Se falló ayer día 15 de Octubre, como es habitual, una nueva edición, la sexagésima sexta, del Premio Planeta, el más importante en cuanto a dotación económica en lengua española (y el segundo del mundo, después del Nobel de Literatura). El galardón fue para Javier Sierra por su novela El fuego invisible, y la finalista fue Cristina López Barrio con su obra Niebla en Tánger. A lo largo de los años este premio ha pasado por diversas fases, desde los tímidos comienzos de los años cincuenta, cuando se otorgó por primera vez en 1952, de la mano de una entonces todavía incipiente Editorial Planeta que había creado en Barcelona el charnego (y a mucha honra, según él mismo confesaba) José Manuel Lara, hasta una fase de esplendor que empezaría a partir de los años setenta, cuando los premios subieron en dotación económica hasta cifras imposibles de alcanzar por otros galardones literarios y se comenzó a premiar a figuras literarias de primer nivel. Paralelamente empezó a rumorearse que los Planeta estaban adjudicados de antemano en razón a los intereses comerciales de la ya entonces poderosísima editorial, aunque ciertamente nunca se pudo probar tal cosa.

En cualquier caso, el cine, que no es ajeno a este tipo de fenómenos, ha versionado algunas de las novelas que han sido galardonadas con el Premio Planeta o han quedado finalistas. Sin embargo, la cifra de adaptaciones al cines es muy reducida con respecto a las novelas ganadoras o finalistas; de las 130 obras que (sin contar las ayer galardonadas, como es obvio) han tenido esa consideración (a razón de dos por año, desde 1952), solo trece han sido llevadas a la gran pantalla, lo que supone un exiguo diez por ciento, un porcentaje realmente reducido si se tiene en cuenta el tirón comercial de un premio del que, en sus sesenta y cinco ediciones, se han vendido más de 42 millones de ejemplares.

El interés del cine por el Premio Planeta, tanto ganador como finalista, también ha tenido sus fases, como el propio galardón literario. Con toda probabilidad, ese interés ha fluctuado dependiendo de los réditos comerciales que esas adaptaciones han tenido. De esta forma, tras una tímida fase inicial, acorde con los balbuceos de un premio que después sería tan famoso, le seguiría otra en la que el cine incrementará las versiones “planetarias”, para, en los últimos tiempos, reducirse éstas hasta la nada, como veremos a continuación.


Años cincuenta y sesenta: tímidos escarceos

El primer Premio Planeta, como queda dicho, se otorg

...
leer más